El jugoso negocio de la madera en Beni

Una denuncia formulada por María Eliana Ferrufino, posesionada el mes pasado como Directora Departamental de la Autoridad de Bosques y Tierra en Beni (ABT), da cuenta de una serie de acciones de hecho promovidas por grupos de poder que, al amparo del régimen de Jeaninne Añez, hicieron su agosto con la institución, favoreciendo negociados y acciones lesivas al interés del Estado.

Amenazada de muerte, Ferrufino ha dejado un testimonio al respecto. Por la gravedad del hecho, urge una investigación y rápido pronunciamiento del Gobierno nacional, junto a las debidas garantías para quienes pretenden cumplir y hacer cumplir la ley en su calidad de autoridades legítimas. Este es el testimonio:

“Desde el primer día, miércoles 27 enero de 2021, que ingresé a la dirección de ABT Beni, un grupo de funcionarios de la gobernación a nombre de la federación departamental de campesinos convocados por el señor Moisés Ayala (funge como ejecutivo campesino y actual candidato a Alcalde por el municipio de San Javier) comenzó a amenazarme hasta que el viernes 28 de enero tomaron ABT pidiendo sea restituido el anterior director, Dr. Nicolás Monasterio, el cual se encontraba internado en el hospital de gravedad por COVID, el mismo que trabajó hasta el 21 de enero de 2021. Desafortunadamente días después luego de un paro cardíaco el enfermo falleció por supuesto de COVID”.

“No conforme, este grupo siguió amenazando casi a diario hasta el punto de que el miércoles pasado, en casa del señor Ayala, él junto a su hermana afirmaron [que irían a] quemar la ABT hasta sacarme. Cómo pueden leer, sus amenazas son de muerte hacia mi persona. Ayer, con engaños, se presentó un grupo de personas haciéndose pasar como comunarios campesinos y yo salí a atenderlos, pese a estar precintada la oficina por la fuerte carga viral. Y ahí me entregaron la designación y entraron con violencia, humillándome el dirigente campesino Mauricio Ramos que es cuñado de Moisés Ayala. [Este grupo] posesionó al Ing. Hugo Monasterio Ardaya (primo del anterior director que falleció por COVID)”.

“Toda las acciones violentas y la posesión por persona externa a la entidad manifiestan con claridad que la ABT Beni en estos momentos está administrada por personas que para ingresar han dado un GOLPE INSTITUCIONAL. El único objetivo: robar, saquear. Porque son corruptos que se cobijan en nuestro gobierno. Y una vez más se campea la impunidad; como hace 12 años atrás, [cuando] intentaron matarme por denunciar la corrupción y en ese tiempo también estábamos en gobierno”.

“Compañeros y compañeras, denunciemos el golpismo; está entre nosotros igual que la corrupción… La tibieza de nuestro compromiso social es cómplice de todo esto. No me interesa ser mártir, seamos agentes de cambio, no seamos cómplices.

Saludos y bendiciones”.

Urge, en consecuencia, una rápida investigación de los hechos. Una auditoría de esa oficina pública en Beni, con seguridad, permitirá exponer ante la opinión pública la forma en que se manejan nuestros recursos renovables, en manos de mimetizados que, a última hora, se colocan camiseta azul para delinquir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *