El 4F engendró al Comandante del Tiempo

Hay fechas en las que todo el caudal de la historia se revela y marca el rumbo nuevo de los pueblos; hay fechas que signan y despejan, que se convierten en compromiso y señalamiento de un destino que tiene que acontecer para calibrar el pasado y ver con más claridad el horizonte libertario, así fue el glorioso 4 de febrero de 1992”.

Hugo Chávez Frías.

Normalmente a los revolucionarios se los ha calificado como seres de la U-Topia, entendida esta como un No-Lugar, un lugar inexistente del que van y vienen con sueños e ideas, a sabiendas que es un lugar idealizado, no material, un modelo a alcanzar por su perfección.

Antes de Chávez, un revolucionario era normalmente considerado como un idealista, como un utópico. El Comandante del Tiempo, el Arañero de Sabaneta, también ha revolucionado esa categoría conceptual y en su carácter verazmente dialéctico, contradictorio y antitético, nos ha demostrado con su “POR AHORA”, que los revolucionarios no luchan por situaciones inalcanzables, por imposibles, sino que luchan por objetivos que son procesuales, que no se dan de una vez y por todas, sino por objetivos que se van construyendo ladrillo sobre ladrillo, con gotas de sudor tras gotas de sudor y muchas veces, hasta con lágrimas por el esfuerzo, sacrificio y hasta fracasos que implican. Hugo Chávez posicionó la categoría de la certeza histórica, de lo ineluctable de la historia, que se construye con la fuerza de la gente, de la masa, de la multitud además de la capacidad de conducción y dirección de sus líderes.

Por eso, el Comandante Eterno, Hugo Chávez Frías, ha inaugurado otra categoría filosófica para entender las revoluciones y a los revolucionarios de los pueblos del tercer mundo, de los no alineados, de los NO ALIENADOS por el pensamiento basado en la lógica binaria, racionalista, moderna o dicho más simplemente, burguesa.

Chávez acaba con la idea de que los revolucionarios son seres que viven en el mundo de los deseos, para enseñarnos que los revolucionarios son seres del tiempo, son seres de la U-Kronia, es decir, seres que viven en el presente, el tiempo futuro, un tiempo aún inexistente, PERO QUE VA A LLEGAR INEVITABLEMENTE: U= sin, Kronos= Tiempo, es decir, que los revolucionarios se adelantan a un tiempo que inelectublemente se va a dar, aunque POR AHORA, sus objetivos no se hayan logrado, pero que lograran por la fuerza de la masa y de la historia.

“…La rebelión militar venezolana de 1992 era inevitable como lo es la erupción de los volcanes; no se decreta una rebelión de ese tipo..” dirá Chavez.

Con su POR AHORA, el Comandante del Tiempo devuelve a los revolucionarios y a los pueblos, la certeza histórica de que cualquier sacrificio dará su fruto si sus motores son la justicia justa, o sea aquella que no se basa en privilegios ni dinero, sino en una nueva moral solidaria con el que menos tiene o posee; la similitud o sea lo más parecido a esa igualdad proclamada (aunque falsamente) por la revolución francesa, que en realidad no existe y la hermandad entre los seres humanos de todos los colores, opciones y pensamientos: de los hombres y mujeres constructores del nuevo milenio, de un nuevo paradigma civilizatorio, superior y diferente al de esa modernidad, falsamente igualitaria, de libertad sólo de propietarios y poseedores y la fraternidad exclusiva entre pares.

Entonces, el Teniente Coronel del 4 de febrero de 1992, que fundara y construyera el Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 (MBR-200) al interior de las FFAA, no solo es el estratega militar, que transformó una derrota táctica en una victoria estratégica, sino un verdadero filósofo popular, estudioso de la realidad de su pueblo, de su región (que en ese mismo año recordaba los 500 años de colonialismo), y es además el ESTRATEGA DEL SENTIMIENTO, DEL ALMA EN SÍ Y PARA SÍ DE SU PUEBLO, y a partir Venezuela, de los seres que pueblan todo nuestra Latinoamérica caribeña y de todos los pueblos del mundo que no se subyugaron a los poderes imperiales a cambio de migajas.

Bien dicen que el 4F es un parte aguas, a partir del cual, la nueva historia no será más ni igual a la vieja historia, plagada de posiciones pigmentocráticas, es decir racistas, de situaciones de inequidad y exclusión, de desvalorización de la cultura popular y fundamentalmente conservadora de una génesis patriarcal, tan difícil de transformar hasta ahora, producto de la cual, las mujeres históricamente no fueron consideradas como LA MITAD REAL de toda la humanidad.

El 4F fue el momento del parto de una nueva sociedad venezolana, pero también es un parto de carácter universal, es decir propositivo de una nueva humanidad. Eso es y representa la figura del Comandante Chávez, un ser de carne y hueso, con errores y aciertos, con profundos sentimientos de amor por su pueblo y los pobres del mundo, pero también implacable con los cultores de la injusticia y el sometimiento. AL CARAJO ellos!!!

El Comandante del Tiempo es genéricamente lo menos parecido a un dios o un ídolo a quien hay que rendirle culto religioso, sino que se alza como un ser humano al que hay que querer y admirar por todo lo que hizo y que nos dejó como legado para continuar haciendo: POR AHORA.. la tarea ahora es nuestra.

Esa es la dimensión histórica del 4F, que como todo proceso, tuvo su más alto momento de acumulación social y política en el Caracazo del 27 de Febrero de 1989, momento en que se demostró materialmente que un ejército nacional, puede convertirse en un ejército de ocupación extranjero, guardián de los privilegios imperiales y de sus socios menores, las oligarquías locales.

El 4F, el Comandante del Tiempo demostró que los soldados son el pueblo uniformado y que un ejército puede defender la revolución de los desposeídos, frente a la angurria de una casta depredadora de la naturaleza y la gente. Y es más, demostró que es posible la autocrítica verdadera, si se tiene amor a la patria y a la gente: demostró que un militar subyugado, mediante una autocrítica verdadera, puede convertirse en defensor de los intereses de su pueblo y de su gente, como ocurrió con varios de sus superiores, que el 4F terminaron admirándolo y siguiéndolo en su inaugurada carrera política, coronada el 6 de diciembre de 1998.

América Latina es el continente del realismo mágico, de lo real maravilloso, sitio en el que el mito y la realidad, conviven a centímetros de distancia. Por eso surgen líderes como Fidel, el Che, Camilo, Sandino, Farabundo Martí, Allende y también Hugo Chávez Frías. Líderes revolucionarios que demostraron –y desde donde están siguen demostrando- que la política puede ser entendida de otra manera, que demostraron que el poder es servicio, sacrificio, y despojo de lo más personal como constituye su vida misma. Por eso, estos líderes se convirtieron en mitos.

El 4F demostró que la inspiración no necesariamente debemos buscarla en otros pueblos y con míticos líderes revolucionarios, que supieron entender e interpretar su realidad concreta para transformarla. Nos invitó a redescubrir a nuestros propios líderes de los procesos de independencia y liberación nacional: Para el caso Venezolano, Bolívar el padre, Simón Rodríguez y Ezequiel Zamora.

Nuestros pueblos además de míticos, son también telúricos, de raíces profundas y creencias y espiritualidad propias. Y que por tanto, si bien las revoluciones son universales, Chávez nos mostró que primero son profunda y prácticamente particulares, locales, que no aceptan recetas pero si reciben inspiraciones. El Comandante del Tiempo tenía una visión mundial: Era internacionalista.

El Comandante Eterno demostró que después del 4F en América Latina, en un mismo corazón y pensamiento, pueden co existir un marxista y un crístico (no precisamente queremos decir un cristiano por la manipulación política reaccionaria que hoy sufren las iglesias cristianas); que un patriota no necesariamente debe ser nacionalista reaccionario; que el hogar no está circunscrito a las cuatro paredes en que vive una familia nuclear; que la naturaleza no es una bolsa de recursos sino una madre que para atender a sus hijos se desgasta y por tanto, hay que cuidarla.

Todas estas consecuencias históricas tuvo el 4F. Por eso abrió nuevos horizontes, contradiciendo también a una izquierda ortodoxa, edulcorada, funcionalista y electorera que siempre terminaba haciendo el juego a la derecha, esa izquierda que en ese momento decía que Chávez no era un revolucionario sino otro cara pintada que se insertaba en la historia queriendo cambiar todo para no cambiar nada.

Ante esta lectura equivocada, el Comandante Eterno respondería 21 años después: “El 4 de febrero fue un día que generó fuerzas que todavía están en expansión. El 4 de febrero no ha terminado, su espíritu insumiso debe acompañarnos cada día porque los poderes que enfrentamos desde hace más de dos décadas persisten aún en su intento de detener el curso de la historia en Venezuela, en nuestra América y en el mundo, son los poderes que amenazan con destruir a la humanidad y el planeta».

A tres décadas de ese momento histórico, del hito que señala el antes y el después de la historia de Venezuela y que deja profundas lecciones para la Latinoamérica Caribeña, los indios, negros y mestizos de este continente, volvemos a levantar la espada de Bolívar para continuar su obra, la de Martí y el Che: construir nuestra América unida, libre y soberana.

Terminemos con unas palabras proféticas, relacionadas al 4F expresadas por el Comandante del Tiempo:

«El espíritu de rebeldía debe vivir en cada uno de nosotros para seguir avanzando, para no estancarnos (…) Mantengamos siempre en alto la divisa del padre Libertador, unidad, unidad, unidad, proclamemos sin vacilaciones la unidad y construyamos cada día, inspiremos para evitar que el imperio y sus lacayos en su reiterado intento de dividirnos se salgan con la suya, hagamos que florezca el bien inestimable de la unión, todavía tenemos mucha patria que libertar y por eso mismo necesitamos estar cada vez más unidos como pueblo”.

Viva el Día de la Dignidad Nacional!!!

Muera el bloqueo genocida y filibustero del imperialismo!!!

Viva el Socialismo Bolivariano!!!

Chávez Vive!!! …La lucha sigue!!!

Hasta la Victoria!!! … Siempre!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.