Frente a la incapacidad de gestión que marca al gobierno de facto se suman otros hechos que nos dan a entender el por qué éste es una dictadura. Su fracaso en temas de salud, por ejemplo, cuyo argumento principal es echar la culpa a la gestión de Evo Morales, mofándose incluso de los campos deportivos que se construyeron en ese gobierno. El gobierno actual sigue

Leer mas...