Las alarmas se encendieron. Las primeras planas de los periódicos que apuntalan la democracia liberal y que no hacen otra cosa que defender intereses extranjeros titularon a tres columnas. La derecha política escuchando campanas y sin saber dónde expresó su repudio. Diplomáticos de carrera, encorchetados en su visión republicana, encontraron la oportunidad para hacer corrillos sobre “el nuevo error” en política internacional del gobierno del MAS…

(más…)