Celebrando los 14 años del nuevo Estado Plurinacional

Un nuevo aniversario del Estado plurinacional, nos encuentra en un momento, caracterizado a nivel internacional por un predominio de los sectores progresistas en la composición de los Gobiernos de Latinoamérica; también, por una reacción brutal de los sectores más reaccionarios y fascistas en las sociedades en Centro y Sud América por tomar el control de los Estados utilizando la violencia ciega y el odio racial. Es el caso de Brasil, mostrando que la derecha radical está viva, otro caso es la republica del Perú donde una dura resistencia protagonizada por el pueblo organizado con raíces culturales originarias campesinas, postergadas por cientos de años hoy se levanta luchando por sus derechos, una nueva Constitución Política del Estado y una vida más digna. En ambos casos, la clase dominante más conservadora y colonial ha mostrado su desprecio por la vida utilizando la violencia y la represión física, en el caso del Perú promoviendo masacres y persecución en nombre de la conservación de su orden estatal colonial promovido por sus intereses de clase ligados a intereses imperiales externos.

A nivel nacional el 22 de Enero, nos encuentra en un escenario en el que los sectores fascistas derechistas, liderizados por la elite cruceña fracasaron en su intento de interrumpir el proceso democrático, que a título de defensa de “la libertad y la democracia de corte republicana”, pretenden defender en realidad, a los delincuentes que interrumpieron la democracia en 2019, saqueando las arcas del Estado y provocando una grave crisis económica y social, pretendiendo restaurar el Estado colonial y neoliberal. Para alcanzar este objetivo atentaron contra la vida, la salud y la libertad de cientos de ciudadanos y a sus líderes sociales que se opusieron a la dictadura de Añez impuesta por la oligarquía cruceña y sus líderes regionales: Camacho y el comité cívico en Santa Cruz; Meza y Quiroga en el occidente de nuestro país.

El 22 de Enero rememoramos el hecho político-social más significativo en este siglo en nuestro país, porque a través de la elaboración y aprobación de la nueva constitución no solo se crea el Estado Plurinacional sino que por su mediación, se visibiliza después de más de quinientos años de dominación y sometimiento colonialista-republicano, la posibilidad del nuevo pacto de convivencia social a partir de la nueva configuración del Estado con características plurales, integrales y de complementariedad social, cultural, lingüística y territorial de la población indígena campesina originaria en igualdad de ejercicio de sus derechos a una vida digna y soberana.

En el nivel interno, el golpe de Estado de fines de 2019, también removió la estructura interna del MAS, principal partido político boliviano en la actualidad. Reflejando de ese modo la contradicción interna entre “renovadores y radicales”, que tiende a provocar una fractura interna del Instrumento político por la Soberanía de los Pueblos, contradicción diseñada promovida y celebrada por los sectores fascistas más nefastos que forman parte de los intereses imperiales y la voracidad externa que ve en el MAS-IPCS su principal obstáculo para retomar el control del Estado alineado a sus intereses y, a los que se prestan, determinados lideres de manera muy servicial y hasta genuflexa.

Es probable que el Gobierno en todo este tiempo, desde la aprobación de la CPE el 2009 no haya logrado posicionar en el imaginario social y en el movimiento popular en especial, la importancia de la naturaleza del Estado Plurinacional, admirado internacionalmente, y rechazado frontalmente por los sectores fascistas y racistas del país, al extremo de pretender la restauración del “Estado

republicano” o en su defecto promover abierta e impunemente la “construcción de la Nación camba a título de Estado Federal dentro del Estado Plurinacional”.

Creemos que es hora de reivindicar, defender y profundizar la construcción del Estado Plurinacional instituido por la CPE el 2009, como un Estado Unitario, Comunitario y con Autonomías, un Estado fuerte, con soberanía, protagonista y promotor del desarrollo económico y social a través de sus empresas estatales, conductor de los procesos de planificación, redistribuidor del excedente económico, que privilegia a los sectores con menores ingresos, un Estado que promueve la reducción, sino la eliminación de las desigualdades sociales y territoriales. Un Estado que según la CPE promueve una relación de Armonía con la Madre Tierra, y la ampliación de los derechos económicos sociales y políticos a todos los sectores y territorios del país. Un Estado donde en lugar de meros funcionarios produzca servidores públicos conscientes de su importancia y compromiso de servicio con las mayorías sociales siempre postergadas.

Un Estado Plurinacional, que se diferencie con absoluta claridad del “Estado republicano” que pretende restaurar el fascismo, los privilegios de clase, el sometimiento al imperio, la exclusión social, la privatización de las empresas estatales, el capitalismo “salvaje”, el achicamiento de la capacidad económica y política del Estado, y la dependencia económica, sin posibilidad de pensar la industrialización como la estrategia y reto de nuestro Estado Plurinacional.

Este es el Estado que tenemos la obligación histórica no solo de defender sino de profundizar y fortalecer su construcción y consolidación, más allá de las diferencias (más políticas que ideológicas), no debemos perder de vista que el proceso de cambio espera de sus militantes una nueva y renovada dosis de lealtad y de compromiso al proyecto político de largo plazo, cuyo objetivo final es la liberación integral de todas sus ataduras, más que a sus líderes, independientemente de la responsabilidad del importante mandato de gobierno de Luis Arce Catacora a quien hay que apoyar, así sea críticamente, constructivamente; pero también, acompañar y respaldar el liderazgo internacionalmente reconocido de Evo Morales, así sea crítica y constructivamente. Sostener a nuestros líderes significa mantener un liderazgo y profundización del proceso de cambio en el largo plazo.

No debemos perder de vista que tenemos un enemigo común que, si bien ha fracasado en sus intentos de interrumpir la democracia desde la elite cruceña, no cesara en esos intentos, porque detrás hay intereses externos por controlar el Estado, para controlar nuestros recursos naturales como el litio, estratégico para el desarrollo económico del planeta.

Por eso, la celebración de los 14 años del Estado Plurinacional debe comprometer nuestros esfuerzos de construir la unidad para su defensa y su profundización, para evitar que los sectores ultraderechistas y fascistas hagan de la violencia y la impunidad su mejor instrumento para capturar el poder ilegalmente.

¡Jallalla el Estado Plurinacional!

22 de enero de 2023

  • Abdón Chugar
  • Adolfo Zambrana
  • Alberto Borda
  • Antonio Soria Galvarro
  • Antonio Abal
  • Carlos Rivera
  • Christian A. Gómez
  • Darwin Salazar
  • Emma Dávalos
  • Fernando La fuente
  • Franz Gonzales
  • Germán Soliz Delgadillo
  • Gonzalo Chambi
  • Gonzalo Lazcano
  • Gonzalo Vargas
  • Guido Peredo
  • Javier Terán
  • Jose Luis Machicado
  • Lady Silvia Soliz Lobo
  • Lineth Sempertegui
  • Luis Estrada
  • Marcelo Bloch
  • María Lois
  • María Isabel Caero
  • María Lazcano
  • Nataly Caero
  • Oswaldo Quiñones
  • Raquel Huarachi
  • Rene García
  • René E. Dalence
  • F. Salinas
  • Martha Arébalo
  • Roberto Bloch
  • Roberto Ríos
  • Romeo Velarde
  • Rubén Ontiveros
  • Silvia Soliz
  • Sonia Quiroga
  • Willy Cabezas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *