Bloque “Tata” Quispe

Se levanta el telón para quienes creen que deben ganar tiempo de cara a las elecciones de 2025, muchos de ellos en su desesperación buscan a quien arrimarse, no les importa su pasado político, ni las consecuencias de su accionar, hablan de alianzas porque saben que es su única fórmula para ganar.

La historia es quien define a sus actores y los que quedaran en la memoria de los pueblos, por eso nos confirma que Rafael el ‘Tata’ Quispe, sea quien tome la decisión de acompañar a un bloque anti MAS, anti políticos fracasados del siglo XX, (Mesa, Tuto Quiroga, Doria Medina, Carlos Borth y otros) en miras a las próximas elecciones.

Quispe acaba de aliarse a la derecha más recalcitrante y radical que, con el paraguas del mal llamado CONADE de Manuel Morales, han conformado un bloque con más de 120 delegados. Dicen estar dispuestos a abrir un proceso de discusión de visión de país y esperar con quienes se cuenta.

Quispe al igual que Vicente Cuellar, otro posible candidato de ese bloque, afirma que la gente está cansada, acobardada del masismo, pero también el pueblo boliviano está cansado de los mismos actores políticos”, que “ni los masistas ni los políticos tradicionales, lograron dar respuestas” a la ciudadanía.

Rafael Quispe, durante su ejercicio como dirigente del CONAMAQ y antes como activista del indigenismo, siempre renegó de los partidos políticos, hablaba de la descolonización y hoy nos muestra todo lo contrario en una clara sumisión al pensamiento occidental.

Sabiamente la organización a la que pertenecía le ha expulsado, quitándole también la representación internacional, que como se ve, la utilizó solamente para su provecho personal, juntándose con dirigentes indígenas de tierras bajas en las famosas marchas del TIPNIS.

Recordemos que tras la marcha del TIPNIS el primero que rubrica su firma con sectores opositores de derecha fue el dirigente Pedro Nuni, luego el turno fue de Adolfo Chávez con Justa Cabrera en una alianza con uno de sus verdugos del tiempo de las tomas prefecturales en el oriente y abusos a indígenas, como fue Rubén Costas.

Quispe, quien fuera parte de Unidad Nacional y de quien esperaba de su jefe máximo lo proponga como candidato a Gobernador, pateó el tablero de UN, también se puso a órdenes de su otro Jefe, Oscar Ortiz, y sigue transitando con la ultra derecha como fue la alianza ‘Bolivia Dice No’, como el “único partido” que luchó contra la corrupción dentro de la administración del ex presidente Evo Morales.

Al mejor estilo del “Felipillo” colonial, había nacido una alianza que solamente perjudicó al pueblo, las migajas que recogía el pueblo no podían compararse con la venta de las propiedades estatales; y ahora Rafael Quispe cree que yendo al lado de la única “oposición verdadera”, descalifica a las otras candidaturas, a quien hace un tiempo se arrimó sin cuestionarlas.

Es triste ver el juego sucio de la política con la práctica de un transfugio a plena luz del día en los que algún tiempo, crearon una atmósfera de cambio, de lucha anticolonial. Es también triste ver esa doble recolonización ¿los motivos? Pensamos que solamente se debe a las ambiciones naturales en personas que no pueden convivir con sus fantasmas del pasado y tienen que mostrarse tal como son.

Los verdaderos líderes de los pueblos originarios han sabido manejar las diferentes situaciones que se presentaban en su lucha anticolonial. Cuando las luchas de Amarus y Kataris fue descabezada, tomaron la decisión de replegarse, de realizar una especie de pacto con el Estado colonial, lo mismo realizaron con el Estado Nacional boliviano, especialmente después de la Guerra del Chaco.

Actualmente tenemos contradicciones que son naturales en todo proceso revolucionario, algunos seguimos pensando que este proceso es de largo aliento y que debe superar todas las piedras en el camino que han dejado los gobiernos neoliberales, como por ejemplo, la mentalidad de pedir que otros resuelvan nuestros problemas; es decir la dependencia moral e intelectual a las que nos sometió el colonialismo oligárquico.

Por otra parte están los que piensan en corto plazo, en volverse ricos de la noche a la mañana y para eso aprovechan todo lo que pueden hasta ponerse poncho todos los días y tener el alma de un k’ara neoliberal, también están los dirigentes que se aprovechan de su cargo para su interés personal.

Al escuchar a Quispe y Cuellar como los ‘impolutos y transparentes’ estamos afirmando que la intencionalidad de esa práctica política se queda en otro antecedente más de los que conocíamos del pasado. Con tales deslindes políticos, está claro que los opositores no aprendieron nada y, por ello, las generaciones de hoy ya no les creerán a la hora que hagan propuestas más adelante.

Seguramente este escenario de crear junt’uchas como la de Quispe, Cuellar y Manuel Morales junto al trucho CONADE, nos llevará a otras sorpresas en otros terrenos como Cochabamba o Santa Cruz y, ya no nos sorprenderá que un tal Alejandro Almaraz, un Alex Contreras o cualquier despistado también haga sus junt’uchas para reforzar a los partidos opositores que llegan sin que pesen y, como ellos quieren estar vigentes, difícilmente se apartaran de la vida política porque viven de eso.

Al otro lado de la vereda, siguen los ‘otros’ desesperados del poder, trabajando en silencio y de vez en cuando se los escucha retratarse como intencionalmente recordarnos que, lo hecho en su pasado, fue lo único y no existe otro que lo iguale.

*Luis Camilo Romero, es comunicador boliviano para América Latina y el Caribe

Escrito por

Un comentario a “Bloque “Tata” Quispe

  1. mientras continúen los problemas mediante declaraciones ofensivas, embustes, denuncias mal intencionadas, etc, al interior del MAS, los Rafaeles (Felipillos), Morales y otros intentaran sacar cabeza. por ello que es preciso convocar permanentemente a la unidad del MAS y a la construcción d estrategias revolucionarias. Gracias Luis, siempre excelentes los articulos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde Venceremos

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo