El futuro de la humanidad, así como de todos los seres vivos del planeta, está en nuestras propias manos, las sociedades cambian al influjo de los cambios de cultura y conocimiento del hombre, y por eso mismo la educación en la sociedad debe cambiar drásticamente si deseamos revertir el instinto depredador que hemos adquirido, el desarrollo de la ciencia y la tecnología tiene que ser reorientada para beneficio de los pueblos y su medio ambiente. La nueva educación tiene que crear al Hombre nuevo, con valores nuevos, que sea capaz de preservar la convivencia pacífica entre hombres y mujeres de todas las culturas, resguardando el equilibrio de la naturaleza en función de satisfacer nuestras necesidades básicas así como de las generaciones venideras.

(más…)