Etiqueta: Golpe de Estado

En agosto del año 2020 miles de hombres y mujeres de pueblos originarios realizaron un bloqueo, el más grande de nuestra historia, bloqueo que recuperó el ordenamiento democrático y constitucional del país: quebrado así con el golpe de Estado de noviembre del año 2019.

La claridad de los planteamientos de recuperación de la democracia, por parte de los representantes de pueblos originarios, obliga a precisar el viejo concepto referido a la “democracia” y su sentido en el universo epistemológico de los pueblos originarios.

(más…)

Se denominan tierras raras a un grupo de elementos químicos esenciales para el desarrollo de industrias de diversa naturaleza, desde la electrónica de uso doméstico, como la fabricación de automóviles eléctricos pero sobre todo y fundamentalmente para el desarrollo del complejo militar industrial, donde se vienen desplegando programas en países como Israel, Rusia, Francia, Gran Bretaña, Alemania, Polonia, Singapur y por supuesto Estados Unidos y la República Popular China.

Estos se conocen como los proyectos Corner Shot, Ratnik, Land Warrior, Tales, Felin, Programa FIST, Programa IdZ, ComFut, Tytan, ACMS, DARPA y otros.

Para estos programas y proyectos las tierras raras son componentes esenciales e indispensables.

Estas tierras raras como su nombre lo indican son escasas en el planeta, siendo las Cordilleras más altas del Planeta, su lugar de presentación. Vale decir que las cordilleras del Tibet y la de los Andes, son emporios de las mismas.

(más…)

El ex dirigente del Comité Cívico de Santa Cruz, cuando se refiere al golpe de Estado del año 2019 señala que se trató de “una gesta heroica”, similar adjetivo se utilizó para justificar el asesinato de Gualberto Villarroel en 1946 para justificar estos asesinatos, se publicó un libro como se ha hecho también con el golpe de Estado del año 2019. Estos hechos no son coincidencias, son parte de la historia permanente de la lucha por la definitiva liberación del colonialismo que comenzó en 1532.

(más…)

Hemos guardado un prudente silencio esperando que las ideas luminosas del “Vivir Bien” se apliquen con el nuevo gobierno, en una sociedad castigada por la crisis mundial de una civilización cada vez más decadente. Lamentablemente nuestra expectativa tuvo un duro revés con la impunidad que gozan los autores del golpe de Estado y sus operadores inmediatos.

Estamos en ese momento cuando el mundo se pone “patas arriba” como señaló Galeano, y parece que estamos en el reino de la infamia, cuando vemos a un candidato de grueso bigote ser aprobado en su intento de llegar a la Alcaldía que fue presa de la violencia por su complicidad con las ideas separatistas, o cuando una dictadora aconseja a un gobierno salido de las urnas.

(más…)

Un año perdido resulta en la historia de Bolivia verdaderamente catastrófico. El golpe de Estado de noviembre del 2019 no sólo significó la violación de la democracia; la instauración de un gobierno de facto permitió a los golpistas hacer y deshacer diversas iniciativas del Estado Plurinacional, en su ánimo de retorno a la vieja república neoliberal.

Una de las afrentas que ha enfurecido al pueblo boliviano ha sido precisamente el tratamiento de la pandemia. Negociados con la salud pública equivalen, en la práctica, a negociar con la vida de inocentes ciudadanos, cuyos impuestos se fueron a los bolsillos de los ministros de turno designados por Jeaninne Añez para cometer fechorías de diversa laya. Los resultados se vieron en poco tiempo: personal médico sin los mínimos equipamientos para atender a pacientes contagiados por el Covid; contratos millonarios con hoteles de lujo que nunca nadie supo cuál era el objetivo, si es que lo hubo; falta de personal médico en muchos hospitales y centros de salud, mientras paradójica y aviesamente se descalificaba a los cientos de médicos formados en la Escuela Latinoamericana de Medicina en Cuba y Venezuela; y un largo etcétera que no vale la pena rememorar.

(más…)

A medida que se conocen más pormenores de la “reunión”, que se realizó en la Universidad Católica Boliviana, nuestro asombro y perplejidad crece.

Ya no encontramos palabras para calificarla, así como a sus protagonistas. Lo evidente, es que al margen de los detalles, la propia “reunión”, así como sus participantes, contenido y resultados, ratifican con claridad inobjetable, la consumación de un artero golpe de estado.

(más…)

La historia oficial que conocemos es la historia escrita por historiadores influidos por sus ideas –por lo general, expresivas de los intereses oligárquicos– y claramente expresivas de las visiones y los deseos de los vencedores. Así, la historia de nuestro Abya Yala es la historia de las masacres de nuestros pueblos, premiadas con ascensos militares y prebendas para los ejecutores de los crímenes.

Esa historia oficial quiso ser escrita para falsear la historia real, por los ejecutores del golpe de Estado de noviembre del año pasado. Para ello, había que tener un pretexto de suficiente peso como para que pudiera calar en sectores proclives a la derecha; entonces se recurrió a la argucia de sostener, a través de los medios masivos de comunicación previamente aceitados, la versión de fraude electoral, basada en la abierta injerencia de la Misión de Observación Electoral de la OEA, que ya estaba debidamente aleccionada por el Departamento de Estado yanqui, sobre lo que tenía que decir y lo que tenía que callar.

(más…)

La misión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha comenzado su labor para investigar a fondo los hechos de violencia ocurridos en Bolivia desde septiembre hasta el 31 de diciembre de 2019 con el compromiso de acceso a la información y a los testimonios de víctimas, testigos y funcionarios de este y el anterior gobierno.

Nos parece altamente profesional que el Ministro de Justicia, Iván Lima, señale que el trabajo de la comisión de cinco expertos de la comisión ha de ser “independiente e imparcial” bajo los “criterios de orientación y conciliación” de forma de dar luces a lo ocurrido en las jornadas de violencia de 2019, entre ellos los desatados con muertes en Senkata, El Alto, y Sacaba, Cochabamba.

(más…)