El nombramiento como Ministro de Estado de Branko Marinkovic, es todo un desafió a la memoria histórica del pueblo boliviano. No podemos aceptar que un hombre que trató de dividir al país y que aún debe rendir cuentas al pueblo, se ponga nada menos que a planificar el destino de Bolivia.

Branko Marinkovic es cruceño pero de padre croata y madre montenegrina. Empresario ligado a las logias más radicales y racistas del oriente. Además de ser accionista y director del Banco Económico, tiene inversiones en ganadería.

(más…)