Hemos comprobado en la ronda de alegados en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, hasta dónde la política chilena atraviesa muchos problemas internos en su afán de imponer su política respecto de las aguas del Silala y no ha encontrado mejor remedio a su situación que renovar su vieja política anti-boliviana, pese a los grandes avances que tuvimos con Michelle Bachelet en su primer gobierno, recordemos la agenda de 13 puntos que ella misma la frenó.

(más…)