El gendarme mundial, Estados Unidos de Norteamérica, impone sus caprichos a los vasallos que están dispuestos a aceptarlos por unas cuantas migajas. Una “noticia” que aparece como una más de las anécdotas de nuestro sufrido país, da cuenta de la toma en la ciudad de La Paz de la sede de la embajada de la República Bolivariana de Venezuela, por un grupo de personas al

Leer mas...