PRONUNCIAMIENTO

Hace pocos días tres senadores estadounidenses presentaron un proyecto de ley que procura castigar a aquellos países que soliciten y reciban ayuda médica por parte de Cuba. Como si esta aberración fuera poco, pretenden que dichas naciones sean catalogadas como facilitadoras de la “trata de personas”.

Cuando suponemos que hemos visto todo lo relacionado con medidas de bloqueo y castigo contra Cuba a lo largo de varias décadas, nos vemos sorprendidos por nuevas e insólitas medidas que otra vez extienden las sanciones a terceros países, y en medio de una terrible pandemia optan por la muerte de seres humanos.

En tal sentido, es conveniente recordar el daño provocado a los sectores más vulnerables de Brasil, Bolivia o Ecuador como consecuencia de la expulsión de brigadas médicas cubanas. Son también una muestra de gobiernos absolutamente indiferentes al sufrimiento de sus propios pueblos.

En medio de estas grotescas y criminales situaciones, vale la pena destacar que desde 1963 a la fecha más de 400 mil integrantes del personal de salud cubano (incluidos médicos/as, enfermeras y técnicos) han aportado a mejorar la situación sanitaria en 164 países. Además, las universidades de ciencias médicas y escuelas afines han formado, de manera gratuita, a más de 35 mil profesionales de la salud de 138 naciones. Por eso hoy, en un contexto particularmente peligroso para la humanidad, reiteramos que Cuba salva.

Movimiento Boliviano de Solidaridad con Cuba

Santa Cruz de la Sierra, 24 de junio de 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.