Medios privados: ¿desvaríos ideológicos o reacomodos al nuevo tiempo?

De un tiempo a esta parte nos parece muy curiosa la postura que están asumiendo algunos medios de comunicación, sobre todo los privados, en los posicionamientos de sus mensajes, el manejo de su programación, de sus periodistas y el tratamiento que efectúan con sus entrevistados en sus revistas informativas.

Los medios privados en tiempos de Evo Morales, siempre nos llevaron donde a ellos les interesaba posicionar su agenda. El menú de su ‘oferta’ estuvo direccionado según la intencionalidad política e ideológica de su empresario propietario o dueño del medio, que titulaban siempre en favor de los sectores más influyentes.

Hoy, tras una gestión del gobierno de facto de más de siete meses, los giros que toma la línea discursiva de los medios ha variado considerablemente. Tenemos a la mano ejemplos para evidenciarlo: las radios Panamericana, Fides e incluso la ex Radio Patria Nueva, sacaron del aire programas de contacto directo con la población, llamadas telefónicas que se habilitaban para criticar al gobierno de turno, como fue en el gobierno de Morales. Ahora le tocó al gobierno actual que le llueva de todo, por eso suspendieron esos espacios radiales.

En su agenda de entrevistados no aparecen sus “caseritos” de siempre, los “analistas” en temas delicados para este gobierno. Hace un mes entrevistaron a Carlos Cordero, pero ya no es el “corderito” suave que alababa la línea de los “pititas” y la política agresiva contra el gobierno del MAS, hoy es el más crítico a la gestión de Añez y, por ello, varios como él, ya no son entrevistados en medios televisivos.

Claro, no faltará algún comedido todavía como el periodista de radio Panamericana que se ‘hinca’ con el micrófono para darle toda la cobertura en “alfombra roja”, al ministro de gobierno por lo menos tres veces a la semana, aunque también diremos que éste, le bajó el micrófono al ministro de Educación y en algún momento observó la postura de la canciller Longaric en el caso del embajador Mostajo, del que desconocía su paradero.

Existen periodistas que fueron echados de sus medios, por diversos motivos, en la lista se encontraban Juan Carlos Arana, Enrique Salazar, John Arandia, Amalia Pando, Carlos Valverde y Gonzalo Rivera, como los más influyentes y que expresan su particular forma de pensar sin condicionamientos políticos, pero que en este tiempo, se anotan como los más críticos contra este gobierno.

Este cipayaje político se ha imbricado de manera sólida con otros periodistas que, muy bien asesorados, todavía vienen implementando su estrategia de supervivencia. Aunque también estamos ante los desencantos de muchos periodistas que, aunque traten de hacer un ‘silencio cómplice’ o muestren su disimulo a la hora de hacer entrevistas o comenten las acciones erradas del gobierno, ese ‘silencio’ es pasajero, porque lo que les interesa es seguir recibiendo el gesto solidario de las autoridades a la hora de requerir pautas publicitarias del ex ministerio de comunicación.

Ahí están las grandes cadenas televisivas de medios que nos siguen embuchando la publicidad del gobierno, aunque no la compartamos. ¿O se anota como uno más de los ‘teleidiotas’ que soportan todas las noches en Unitel al vocero de salud que da los datos del coronavirus, expectante ante ese discursito sensiblero al puro estilo del ‘Hermano Pablo’, que pretende adormecernos para que durmamos tranquilos con aquella frasecita: “Dios salve a Bolivia…”?

Estos últimos años hemos sido testigos de cómo funciona la maquinaria de los grandes medios y claramente verificamos que su propósito no va con informar de manera objetiva, sino manipular mediante la mentira, crearnos un mundo paralelo, satanizar y/o elogiar sin pausa a todo lo que hagan sus actores de la manera más descarada y sin temor, so pretexto de ‘libertad de expresión’.

El futuro escenario electoral clarificará las posturas que asuman los medios ¿ratificaran su apego al pensamiento colonial, expresado en actitudes que demuestran el odio al “otro”, al indio; ese odio ancestral, que vino desde la Asamblea Constituyente y que también estuvo presente en octubre y noviembre de 2019?

*Luis Camilo Romero, es comunicador boliviano para América Latina y el Caribe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.