Chato Peredo a la Militancia Masista

En conferencia de prensa realizada este lunes 03 de agosto, dirigentes de las diferentes fracciones de la Urbana de Santa Cruz pusieron punto final a la división que existía en la capital oriental, para sumarse a la campaña por la victoria del binomio Lucho – David.

En la oportunidad, Osvaldo Chato Peredo dirigió este mensaje a la militancia masista, a tiempo de asumir la Coordinación de la Campaña:

¡A DERROTAR A LA DERECHA EN LAS CALLES Y EN LAS URNAS!

EL MILITANTE DEL MAS IPSP

Los militantes de cada circunscripción, de cada distrito, de cada célula del Movimiento al Socialismo (MAS IPSP), son los dirigentes que el pueblo está buscando. Si están unidos, unirán al pueblo; si piensan en un objetivo, será el objetivo que el pueblo busca; si sienten algo es lo que el pueblo está sintiendo.

Los dirigentes del MÁS salen de las entrañas del pueblo en cada circunstancia, en épocas de elecciones, en tiempos de epidemia o pandemia, en tiempos de paz, de batallas o de guerra. Son ciudadanos de cualquier tiempo, nivel o circunstancia. Esa es la circunstancia que hace la diferencia con los otros partidos. Un militante del MAS en Santa Cruz, Beni o Pando es muy camba, en La Paz, Oruro o Potosí es muy colla, muy chapaco es en Tarija, muy cochala en Cochabamba, podría ser un buen caribeño en las hermanas tierras del Caribe, o buen gaucho en tierras argentinas. En otras palabras, el militante masista es un ser universal. Su característica es que busca, quiere y piensa en el socialismo, porque es eso lo que el pueblo busca y quiere: SOCIALISMO

NUESTRA UNIDAD EN LA DIVERSIDAD

En toda crisis se escuchan voces de las más disímiles, variadas y para todos los gustos. Pareciera que se construye un mercado donde lo único que aparece es la oferta y está ausente la demanda. En estos momentos se ofertan voces a granel que condenan al MAS con el propósito de “bajar la cotización” de los candidatos, porque saben que el binomio Lucho – David puntea en todas las encuestas sobre preferencias electorales.

Unos lo hacen por la preocupación de estar situados como secundones o tercerones, mientras que otros han perdido toda posibilidad de llegar a engrosar las filas de los que punteen. A estos últimos no les queda más que descalificar por uno u otro medio al MAS. Pero por encima de todos ellos están los resultados que no se pueden ocultar ni por los más parcializados sondeos que se dan a conocer en la prensa y en las redes sociales. El resultado es similar: el MAS es triunfador en todos los casos.

LOS DESAFÍOS DE AHORA

Sabemos que, de darse las elecciones, el triunfo contundente del pueblo está asegurado. Lo más importante ahora es explicar y viabilizar su política de gobierno; en segundo lugar, las alianzas que debe desarrollar y; en tercer lugar, desarrollar una estrategia que garantice la hegemonía de clase que debe regir en este gobierno, para evitar los errores que cometió en los 14 años precedentes, cuando se hizo mucho por el país pero se dejó de hacer también muchas otras cosas.

ENFRENTAR RESUELTAMENTE A LA DERECHA

El gobierno de facto de Jeanine Añez, ha dictado otra medida para prorrogar su mandato. Está adquiriendo la especialidad de prorrogarse con el indisimulado intento de ocultar su incapacidad. Por instinto de conservación, abre espacios a sus hermanos de clase de la derecha, para inhabilitar a la dupla ganadora de Luis – David.

Sabemos que este gobierno sigue los dictados de la embajada norteamericana. Para los yanquis, es fundamental dominar Bolivia para hacerse de sus riquezas estratégicas, en particular, el litio y las tierras raras. De estas últimas depende la tecnología de guerra de última generación y el único país que las produce en abundancia es China, que ahora, en su guerra comercial con Estados Unidos, se niega a vendérselas. Ésa es la razón fundamental que explica la tozudez del gobierno de facto por querer prorrogarse, para entregar nuestras riquezas a la voracidad extranjera, sin dejar beneficios para Bolivia.

NUESTRA FE EN EL TRIUNFO

Frente a estas imposiciones, se ha plantado con firmeza el pueblo boliviano. Socialismo es antiimperialismo. Por ello, la dupla Luis – David encarna la esperanza no sólo de recuperar la democracia, sino de construir un Estado Plurinacional que de vida al Vivir Bien.

Existen muchas razones que explican esta realidad. La primera razón es que sus nombres no necesitan promoverse. Luis y David tienen un prestigio ganado en diferentes batallas contra la derecha apátrida. La segunda es que Luis y David siempre batallaron por proyectos, por finalidades, mientras que los otros personajes de las restantes duplas se preocuparon de sacar brillo a sus nombres, como lo demuestran las poses y mímica que usan en su cotidianidad. Otra razón es que el proyecto del que siempre hablaron Luis y David fue el del SOCIALISMO, que es el proyecto del pueblo y es justamente la necesidad de nuestro país.

Bolivia ha experimentado cambios estructurales que hacen imprescindible la necesidad de avanzar a Estados sociales superiores y éstos se caracterizan por estructuras socialistas. Otro tipo de Estado en Bolivia será un Estado limosnero que tendría que extender la mano, como lo graficó uno de los de las duplas derechistas.

Nuestro pueblo ya no volverá atrás.

Fraternalmente

Chato Peredo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.