Unidad para la victoria, organizarse para derrotar al fraude

El presente texto es difundido en el marco de un convenio de difusión entre: www.insurgentescrp.com y www.venceremos.info 

Compañeras y compañeros, hermanas y hermanos:

La masiva presencia de nuestra militancia, el fervor que pone en todo acto de campaña, la creatividad de nuestra juventud para dar nuevos mensajes, son la constatación cotidiana de que estamos marchando a paso firme hacia la victoria electoral del 18 de octubre. Reciban todos ustedes mi sentimiento de admiración por su valentía y decisión de lucha.

Una encuesta hecha por teléfono, que no ha llegado a muchos barrios alejados ni a las áreas rurales, anticipa los resultados que tendremos en las elecciones. La derecha lo sabe y desesperada, empieza a unirse con un pegamento poco resistente, que es el miedo y nada más que el miedo. Lo dicen y lo repiten: no podemos permitir que el MAS vuelva al gobierno; es decir, nunca aceptarán que el pueblo retome el poder.

Por eso, compañeras y compañeros, ahora debemos trabajar doblemente, porque de lo que se trata no es sólo de ganar, sino que tenemos que ganar por goleada. ¿Qué significa ganar por goleada? Que el resultado sea tan contundente, que no les demos el más mínimo pretexto para decir que hay fraude o que debe haber segunda vuelta.

¡Tenemos que ganar abrumadoramente en la primera vuelta!

Esa victoria nos dará también una poderosa bancada en la Asamblea Legislativa Plurinacional, con capacidad para garantizar a nuestro Presidente Lucho Arce y a nuestro vicepresidente David Choquehuanca, la fuerza necesaria para enfrentar la crisis económica, de salud, de educación y de trabajo. Esa es la razón por la cual masistas y no masistas debemos convertirnos en agentes de esta campaña, convenciendo boca a boca a vecinos y vecinas, a jóvenes, a estudiantes, a personas que se encuentran a veces confundidas por la multimillonaria campaña de la derecha, que con sus mentiras pretende engañarnos. Convencernos de que sólo el pueblo puede solucionar la crisis a la que nos han llevado los vendepatrias de la derecha.

¡Solo el pueblo organizado resolverá la crisis!

Por eso, la unidad es fundamental. Aquí todos nos salvamos o todos nos hundimos. El país entero debe unirse en torno a un nuevo gobierno fuerte, legítimo, capaz de enfrentar la crisis. Aquí, todos somos imprescindibles, todos contamos. Nuestros dirigentes de los movimientos sociales, gracias a su gran capacidad de resistencia, así nos lo han demostrado, manteniendo a nuestro Instrumento Político férreamente unido, cuando la derecha apostaba a que nos despedazaríamos como lobos, por ser candidatos. Pero la madurez del pueblo puede más que las mentiras de los fascistas y neoliberales.

La tarea más urgente e importante, ahora, es organizarnos para que no quede una sola mesa electoral sin su delegado azul. Porque la derecha, que ya se sabe derrotada, está urdiendo un gran fraude electoral. Cree que cometeremos los errores de la última elección. Hagamos conciencia de que sólo la vigilancia de nuestro voto garantizará la victoria.

¡Mañana, todos y todas somos delegados de mesa!

Con la unidad del pueblo, con la disciplina y entrega de la militancia, con un programa revolucionario que nos lleve al Socialismo, con dos candidatos de lujo como son Lucho y David, el pueblo vencerá. Retornemos de esta concentración a nuestras casas y a nuestras fuentes de trabajo, con el firme compromiso de trabajar sin descanso, para hacer realidad nuestro triunfo.

¡Sólo el pueblo salva al pueblo!
¡Lucho Presidente, el pueblo al poder!
¡Patria o Muerte! ¡Venceremos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.