Etiqueta: Crisis Ecónomica

Lunes 09 de noviembre de 2020. Bolivia amanece estrenando un nuevo gobierno, bajo la presidencia de Luis Arce Catacora y la vicepresidencia de David Choquehuanca, “un solo corazón”, como repetía la consigna electoral acerca del binomio. En la víspera, se ha vivido un día de fiesta, sobre todo en la sede de gobierno. Multicolores ponchos y polleras, tipoy y pantalones, sombreros y ll´uchus, provenientes de todas las latitudes de la patria, se han congregado en la Plaza Murillo, para bailar, tocar quenas y tambores, abrazarse, festejar… Allá en la cuna del fascismo, en Santa Cruz de la Sierra, el bravo pueblo también ha festejado en sus reductos históricos, como el Plan 3000 y Ciudad Satélite; por toda la ciudad, los petardos han expresado la felicidad de los atemorizados. Entre tanto, los pititas violentos han visto reducidos sus puntos de bloqueo a un puñado de lugares donde los vecinos les han hecho saber su repulsa. Queda atrás la dictadura made in USA y se inaugura una nueva época, signada por la esperanza de retomar el camino del Vivir Bien y el desafío de no cometer los errores del pasado, sintetizados en las continuas concesiones a la derecha, con la ingenua ilusión de neutralizarla y “ganarla para el proceso”.

La presencia en los actos protocolares de representantes de países amigos, la ausencia de los invitados de la dictadura, como Juan Guaidó y otros sabuesos del imperio; la huida precipitada de la autoproclamada Jeaninne Añez a su natal Trinidad; la presencia de líderes opositores de la derecha democrática; todo ello simboliza el entierro de una época vergonzosa que debe servir de lección a los intentos imperiales por quebrar la voluntad del pueblo boliviano: podrán lograrlo por un breve tiempo, pero la historia sigue su curso y viste a Bolivia con un ropaje azul…

(más…)
El presente texto es difundido en el marco de un convenio de difusión entre: www.insurgentescrp.com y www.venceremos.info 

Compañeras y compañeros, hermanas y hermanos:

La masiva presencia de nuestra militancia, el fervor que pone en todo acto de campaña, la creatividad de nuestra juventud para dar nuevos mensajes, son la constatación cotidiana de que estamos marchando a paso firme hacia la victoria electoral del 18 de octubre. Reciban todos ustedes mi sentimiento de admiración por su valentía y decisión de lucha.

Una encuesta hecha por teléfono, que no ha llegado a muchos barrios alejados ni a las áreas rurales, anticipa los resultados que tendremos en las elecciones. La derecha lo sabe y desesperada, empieza a unirse con un pegamento poco resistente, que es el miedo y nada más que el miedo. Lo dicen y lo repiten: no podemos permitir que el MAS vuelva al gobierno; es decir, nunca aceptarán que el pueblo retome el poder.

(más…)

En los últimos días, ha arreciado una campaña oficial de desprestigio al Movimiento al Socialismo, a sus candidatos y a sus dirigentes. Lo que se busca es desviar la atención de la ciudadanía acerca de los verdaderos problemas que afligen al país. Una crisis pandémica carente de soluciones, con un gobierno de facto que no da pie en bola salvo para hacer negociados con la vida y la salud del pueblo; una crisis económica que día a día condena a los más pobres a sufrir hambre y miseria, mientras la gran banca y los sectores empresariales pudientes reciben ingentes recursos en nombre de la reactivación económica; despidos masivos de trabajadores y funcionarios; una educación clausurada por mezquinos cálculos electorales para desmovilizar a maestros y estudiantes; persecución y cárcel contra quienes reclaman por sus derechos, judicializando la protesta social; entre otros, son los problemas para los que el pueblo pide urgente atención.

(más…)

La contradicción fundamental en el capitalismo se da entre los dueños del capital y los trabajadores. En todo hecho productivo de mercancías, los primeros basan su conducta en la acumulación de la plusvalía generada por los trabajadores, los únicos que agregan un valor adicional al de las materias primas y de los medios de producción utilizados -que además les son ajenos-, desplegando su fuerza de trabajo a cambio del salario/sueldo que en términos cuantitativos es siempre menor al valor de dichas mercancías. El resto (el plus-valor) es apropiado por el capitalista.1

Fue la teoría neoclásica a fines del s. XIX, precursora del neoliberalismo, que concibió categorías que adopta la teoría económica vigente junto al sentido común alienado, justificando que la masa de plusvalía expoliada a los trabajadores e invertida por el capital en su forma productiva para producir determinado tipo de mercancías, que una vez efectivamente demandadas o vendidas, resulta en una suerte de salario para el capitalista a título de beneficio o utilidad, pero multiplicado por miles o millones respecto al salario de un obrero o al ingreso de una trabajadora por cuenta propia, o al sueldo de un maestro, etc., etc.2

(más…)

En una reciente entrevista, Jorge “Tuto” Quiroga ha confesado su verdadera y única preocupación respecto al futuro del país. Lo ha dicho sin ambages: lo más importante es que el MAS nunca más vuelva a gobernar el país. A renglón seguido, luego de una tibia crítica a la candidatura de Jeaninne Añez –que seguramente algo de sombra le hace en su afán de sobrepasar su paupérrimo techo porcentual de la preferencia electoral– ha dicho que se aliaría con Fernando Camacho, con quien comparte el mismo miedo visceral y odio racista al pueblo.

Ni una sola palabra ha dicho de cómo debería enfrentarse la crisis política en la que el MAS IPSP, mal que le pese, es un factor ineludible a la hora de enhebrar alguna propuesta en ese sentido. Sus ideas neoliberales del dejar hacer y dejar pasar tampoco se traducen en una propuesta concreta de cómo enfrentar la crisis económica, qué hacer con la pandemia, cómo garantizar el empleo y los salarios. No. Su preocupación, así lo confiesa, es luchar “contra (¿Fidel y/o Raúl?) Castro en Cuba, contra Nicolás Maduro en Venezuela” y contra… ¿Evo en Bolivia? Cuando uno lo escucha, pareciera estar escuchando a Elliot Abrams, el defenestrado responsable de la política exterior norteamericana para derrocar al presidente venezolano.

(más…)

La Central Obrera Boliviana (COB), conjuntamente dirigentes de movimientos y organizaciones sociales, ha realizado un Ampliado en el que ha ratificado su compromiso de lucha y resistencia al gobierno de facto, contra la irresponsable manera de enfrentar la crisis sanitaria, el bochornoso manejo de los recursos del Estado y al intento de consolidar solapadamente el neoliberalismo en Bolivia, so pretexto de reactivación económica y creación de empleo.

La necesidad de enfrentar la pandemia de manera unida y coordinada, en defensa de la salud y de la vida, es tarea prioritaria que el pueblo no descuida, a pesar de los esfuerzos del gobierno de facto por presentar como contradicción insalvable la lucha por los derechos democráticos y la realización de elecciones libres el 6 de septiembre próximo, con las medidas sanitarias urgentes que se deben tomar frente a la pandemia. Así lo entiende el pueblo, dispuesto a todo sacrificio por defender sus derechos consagrados en la Constitución Politica del Estado.

(más…)

NUESTRA PALABRA No 17

Las organizaciones sociales urbanas y rurales de Cochabamba y del país, expresamos nuestra protesta por las medidas del gobierno de facto que orienta todo su accionar a destruir los avances logrados por el Estado Plurinacional de Bolivia.

Su ineptitud frente a la gestión de gobierno, al control de la pandemia y su carácter violento y autoritario se enmarca en un proceso de regresión y desmontaje del Modelo Social Comunitario y Productivo a través de:

1. Políticas de endeudamiento externo que nos vuelven nuevamente dependientes y deudores de organismos internacionales. 2. Disminución severa de la economía con un crecimiento de apenas 1.1%. y caída del Índice Global de Actividad Económica del 5.6%. 3. Achicamiento de la Administración del Estado, con la reducción de Ministerios y recorte presupuestario, y 4. Respaldo normativo de facto con el Decreto 4272 que propone por encima de la CPE, un plan de retorno al neoliberalismo bajo el nombre engañoso de “Programa Nacional de Renovación y Reactivación del Empleo”.

(más…)

La dictadura de la autoproclamada Jeaninne Añez merecería un capítulo de la serie “Aunque Ud. no lo crea”, por las desatinadas decisiones que toma en todos los ámbitos administrativos del Estado. Su último decreto –el 4272, dizque orientado a la reactivación económica y a la generación de empleo– es un conjunto de normas que recuerdan al tristemente célebre DS 21060, mediante el cual el gobierno de Víctor Paz Estenssoro inauguró la negra noche neoliberal que asoló al país por más de diez años.

Las disposiciones de ese decreto apuntan nuevamente a achicar al Estado, relegándolo al papel de simple espectador de las decisiones que emanan del dejar hacer dejar pasar, tan caro para las mentes y bolsillos neoliberales. De muestra basta un botón, afirma el aserto popular. Ha lanzado una verdadera conminatoria a las empresas estatales a demostrar su rentabilidad, sin apoyo alguno. El artículo 84 del D.S. 4272 determina, pese a la crisis de la pandemia, cero inversión para las empresas públicas. ¿Podrán competir con las empresas privadas que sí serán beneficiadas con recursos del Estado? En caso contrario, serán… ¿cerradas? ¿rematadas al peor postor? Ambas cosas: serán entregadas de una u otra manera al empresariado ávido de hacerse con la cosa pública a precio de gallina muerta, como lo hicieron a partir de 1985. Los mismos personajes que luego procedieron al remate del Estado, como Samuel Doria Medina, actúan ahora a la sombra de una dictadura, con esa finalidad.

(más…)