Asamblea Nacional Popular China (ANP) aprueba su XIV Plan Quinquenal

Desde 1953, las decisiones de la Asamblea Popular de la República Popular China (APN), en sus diferentes planes quinquenales han orientado la política de la Revolución China. El 12 de marzo de 2021, la APN concluyó en Beijing sus sesiones y aprobó el XIV Plan Quinquenal. Este XIV Plan Quinquenal orientará la política interna y exterior china durante los próximos cinco años.

El XIV Plan Quinquenal plantea ajustes y conceptualizaciones en relación al XIII, vigente desde 2015. Los objetivos comunicados por Xi Jin Ping el 11 de marzo incluyen un marco de referencia conceptual denominado Visión 2035. Esta es una mirada de mediano plazo que explicita los objetivos debatidos durante el último año en el seno del Partido Comunista chino y en su ANP.

En el XIV Plan Quinquenal, se han trazado las siguientes metas sintéticamente expuestas:

•          Expandir el mercado y por consiguiente la demanda interna

•          Combatir la acción monopolista y producir para exportar.

•          Promover y adecuar la producción en formatos ecológicos y cuidar el medio ambiente

•          Reemplazar un crecimiento de alta calidad en lugar de alta velocidad

•          Invertir en Ciencia y Tecnología para impulsar la innovación.

•          Reducir en su relación con Estados Unidos, la interdependencia económica, financiera, comercial y tecnológica.

•          Mantener de manera armoniosa y en un contexto cooperativo, la relación con el resto del mundo.

ECONOMÍA, PRODUCCIÓN Y MEDIO AMBIENTE

Para el primer y segundo objetivo, XIV Plan Quinquenal considera necesario superar la etapa de apalancamiento exportador, para pasar a un modelo de circulación dual. Este modelo de circulación dual está orientado a privilegiar también y paralelamente el mercado interno y de esta manera blindar a la economía china de la volatilidad de los mercados internacionales y de las políticas de guerra económica de Washington. El Plan implicará combatir con firmeza las prácticas monopólicas, pues es parte de sus errores autocriticados es la experiencia con empresas como Alí Babá.

Para el tercer y cuarto objetivo se propone promover políticas más amigables con la naturaleza, disminuyendo la velocidad del crecimiento económico expresada en el incremento del PIB y en su lugar priorizar la calidad de vida de su población. Ese concepto se ha denominado como la Visión 2035, visualizando una futura sociedad moderadamente acomodada, ajena a la opulencia y la acumulación material desmedida, respetuosa de la naturaleza.

Esta definición en política interna, tiene efectos sobre la política internacional pues ratifica el cumplimiento del Acuerdo de París de 2015 sobre el cambio climático y la reducción sistemática de las emisiones de dióxido de carbono.

LA RECONFIGURACIÓN DEL MODELO PRODUCTIVO

El quinto, sexto y séptimo objetivos se plantean la reconfiguración del modelo productivo, orientando la inversión pública y privada hacia la ciencia y la tecnología expresadas en los campos de la tecnología aeroespacial y la exploración espacial; los circuitos integrados, la computación cuántica, la inteligencia artificial; la biotecnología, la neurociencia y la investigación genética, además del desarrollo de tecnologías para la producción de energías renovables.

El Plan señala que la mayor parte de las inversiones estará orientada al mercado interno para mejorar la calidad de vida de la población. Su objetivo de mediano/largo plazo es que para el año 2049, al cumplir el centenario de la República Popular China, todos los ciudadanos chinos gocen de una prosperidad moderada, lema e idea fuerza que se viene materializando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.