No desviarse del objetivo histórico

Mis padres fueron militantes desde jóvenes del Partido Comunista, ambos se unen a esta militancia basados en lo que el mismo partido impulsaba, la lucha por los explotados y porque en carne propia vivieron las necesidades y lo duro de las dictaduras militares, siendo uno de ellos preso, torturado, así como otros tíos, de los cuales, uno incluso quedó parapléjico desde sus 17 años, esas anécdotas marcaron mucho en mi hermana y mi persona, puesto que eso nos guiaba al horizonte que debía seguirse, el de un futuro mejor para los oprimidos y explotados por tanto cuando en el 2005 aparece el MAS, todos nos vimos identificados.

Este breve relato previo es necesario ya que explica brevemente que cuando el proceso de cambio que representa a las clases que han sido explotadas históricamente asume el gobierno, otorgó esperanza y renovó ese ideario de que un mundo mejor es posible y en ese sentido las diversas corrientes ideológicas de izquierda representadas por varios partidos (salvo las alas troskistas) decidieron sumarse al proyecto del MAS IPSP y apoyarlo plenamente, porque tenían muy claro el Objetivo Histórico:  llegar al socialismo comunitario (que pese a  que cada partido tuviera un visión propia de quienes serían los actores principales en llevar adelante esta difícil tarea, era importante tener un inicio  y eso se apoyó plenamente).

Luego en el Golpe de Estado del 2019 se da un análisis interno y surge la autocrítica, es algo que históricamente es natural, cuando se da este tipo de ruptura democrática surgen nuevos actores, visiones propias, ese periodo otorgó un espacio de análisis, lo que se hizo, lo que no se hizo en 14 años, las medidas que debieron en su momento tomarse para evitar el Golpe, pero siempre existió una consigna única, recuperar la democracia y dar continuidad al Proceso de Cambio.

En ese entendido al recuperar la democracia las tareas inmediatas eran la de reconstruir la economía, lucha contra la pandemia y sus efectos.

Ambas tareas se cumplieron de forma exitosa, los indicadores internacionales no mienten y pues lógicamente lo urgente, no da tiempo para lo importante, lo que nos hace llegar a este momento actual, donde deben analizarse las visiones de ciertos sectores que lógicamente no están impulsando lo primordial, GARANTIZAR LA CONTINUIDAD DEL PROCESO DE CAMBIO Y LOGRAR EL OBJETIVO HISTÓRICO, para ello siempre es bueno recordar a nuestros compañeros de militancia que nuestra revolución ha sido una revolución “democrática”, no por “armas”, como otras revoluciones, por tanto las medidas de desarticular de forma tacita al enemigo (que es el imperialismo representado en opositores ) no es algo que se haga de manera inmediata, sino con mecanismos judiciales supuestamente “imparciales”, que fueron democratizados gracias a nosotros mismos durante 14 años de gobierno y que hemos comprobado con hechos que no fue lo idóneo, permitiendo además mediante esa línea “Gramsicana – leninista” incorporar a nuestro aparato estatal a élites e incluso a  operadores de la CIA (Tuto Quiroga) y del Gonismo (Carlos Mesa) en nuestros espacios estatales (demanda marítima).

Ahí que la creación de “supuestas” corrientes antípodas dentro del MAS IPSP solo hacen favor flaco a la derecha reaccionaria y al imperialismo, que únicamente busca la división interna.

Dentro del Instrumento pueden existir diversidad de posiciones propias en cuanto al manejo del aparato estatal o al manejo de la dirigencia del instrumento, pero mientras estas no desvíen del objetivo histórico y garanticen la continuidad del proceso de cambio, estas son sanas, caso contrario, favor flaco al imperialismo y sus operadores.

Por último, si se suscitara (cosa que dudo) el sueño de los opositores que tanto anhelan ver fraccionado al MAS, deben tener presente que los planes de gobierno y objetivos en cuanto a construcción de país no diferirán mucho y en su momento, cuando toque tomar decisiones que vayan en beneficio de las mayorías, existirán puntos de cohesión, como sucedió en el Golpe de Estado del 2019 y las fuerzas de izquierda ratificarán que no existe un retroceso, ya que mientras no existan visiones privatizadoras, neoliberales dentro del Instrumento, mientras exista postura anticolonial, antipatriarcal, antiimperialista, el Instrumento seguirá vivo y cada vez más cerca del objetivo histórico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *