La política de sustitución de importaciones, más allá de la visión CEPALINA

La política de sustitución de mercancías importadas portadoras de un relativamente alto valor dado su grado de transformación y contenido tecnológico, por producción nacional con similar grado de transformación, exige un desarrollo gravitante del sector industrial así como de su interrelación con los sectores primario (generador de materias primas) y terciario (de servicios financieros, transporte, comercio, administración pública, entre otros subsectores de esta rama), articulándolos sistémica e integralmente entre sí al interior de la economía nacional.

Esa política en procura de la industrialización interna ya fue implementada en los años 50s-60s del siglo pasado en la mayoría de los países de la región categorizados como “subdesarrollados” o en “vías de desarrollo”, por las instituciones internacionales del sistema-mundo capitalista y por sus ideólogos, políticos y gobernantes al compararlos e interrelacionarlos con los países “desarrollados”.

Descarga aquí el texto completo de este análisis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *