Categoría: Análisis

La Constitución boliviana va a cumplir 12 años de vigencia y las cuestiones son:

Desde el preámbulo las constituyentes, los congresistas, promulgadores y los aplicadores, se supone estaban de acuerdo con ese nuevo contrato social y único, elaborado con participación representativa social real, como fue la Nueva Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia. Se había dispuesto cambiar las condiciones heredadas de la colonia, el neocolonialismos y neoliberalismo; sí, me refiero a las estructuras estatales discriminadoras, excluyentes, de injusticias y desigualdad; sí, supongo que estuvieron de acuerdo, porque así reza el segundo párrafo de esta norma “suprema”: “El pueblo boliviano, de composición plural, desde la profundidad de la historia, inspirado en las luchas del pasado, en la sublevación indígena anticolonial, en la independencia, en las luchas populares de liberación, en las marchas indígenas, sociales y sindicales, en las guerras del agua y de octubre, en las luchas por la tierra y territorio, y con la memoria de nuestros mártires, construimos un nuevo Estado”.

(más…)

El retorno del MAS al gobierno, ha tenido como dos momentos que ponen a prueba a este partido, en las elecciones sub nacionales.

Una característica del MAS ha sido el zigzag de su coherencia entre discurso y acto, por ejemplo el “mandar obedeciendo”, premisa que no se cumplió cuando las “bases” del MAS plantearon como candidato a la presidencia a David Choquehuanca, o los recientes desencuentros de las “bases” y las listas de candidatos a gobernaciones y alcaldías, acusados de ser nombrados “a dedo”. Hecha esta puntualización pasemos a ese gran momento de retorno que fueron las elecciones de octubre del 2020.

(más…)
Helena Argirakis Jordán1

INTRODUCCIÓN

3 LÍNEAS

Desde su sentir, ¿qué frase, imagen, música, sentimiento o símbolo expresa este momento para usted?

Una revista argentina de futbol, denominada El aguante: el pueblo boliviano tiene aguante, tiene capacidad de resiliencia, tiene sabiduría. En esa palabra símbolo de “el aguante”, se sintetiza el momento tan horroroso y funesto que hemos vivido, pero también se sintetizan las múltiples maneras de reinventarnos que tenemos en la sociedad boliviana, esa explosión de creatividad, de autoorganización y de sabiduría. “El aguante” denota una especie de luz al final del túnel, una mirada optimista que abre un futuro. Desde múltiples espacios y con la confluencia de diferentes actores se ha generado, de manera creativa e innovadora, ese aguante que interpela y que, finalmente, posibilitó una derrota absoluta de la derecha fascista en el país.

(más…)

Estamos en campaña electoral y son tiempos difíciles para los bolivianos, la derecha y el gobierno hacen política en base a una guerra jurídica con procedimientos ilegales e ilegítimos, usando y abusando del poder judicial, persiguen por opinar, reprimen y castigan en base a “convicciones” o “interpretaciones”. Difícil porque es una época de sistemático engaño, distinguir posverdad y noticia falsa de la verdad es casi imposible. Los golpistas del siglo XXI no solo necesitan sacrificios humanos como en Sacaba y Senkata, necesitan sacrificar también la verdad.

Los Tiempos de Cochabamba en su edición del Domingo (06-09-2020) acaba de dar un ejemplo de cómo asesinar la verdad, en el sonado caso de la consultora estadounidense CLS Strategies, informa que dos de las cuentas falsas creadas para apoyar al Gobierno transitorio y que una de las páginas falsas de Facebook, Prohibido olvidar, publicó contenido principalmente sobre denuncias de fraude electoral, tenía 524 me gusta y 595 seguidores. Otra página falsa de Facebook boliviana, Bolificado, se describió a sí misma como una operación de verificación de hechos y en al menos una ocasión contradijo los hallazgos de verificadores de hechos bolivianos auténticos. Para esta labor de desinformación y de mentiras el gobierno se comprometió a pagar noventa mil dólares del dinero de los bolivianos.

(más…)

Las instituciones de la modernidad, vale decir las instituciones de la sociedad liberal y burguesa, históricamente han demostrado ser absolutamente funcionales a las coyunturas económicas y por consiguiente también politicas, vigentes en el mundo.

Bajo este concepto, democracia y dictadura en sus diferentes olas, son las dos caras de la misma moneda, absolutamente funcionales a los intereses estratégicos y geoestratégicos de las potencias mundiales.

(más…)

La contradicción fundamental en el capitalismo se da entre los dueños del capital y los trabajadores. En todo hecho productivo de mercancías, los primeros basan su conducta en la acumulación de la plusvalía generada por los trabajadores, los únicos que agregan un valor adicional al de las materias primas y de los medios de producción utilizados -que además les son ajenos-, desplegando su fuerza de trabajo a cambio del salario/sueldo que en términos cuantitativos es siempre menor al valor de dichas mercancías. El resto (el plus-valor) es apropiado por el capitalista.1

Fue la teoría neoclásica a fines del s. XIX, precursora del neoliberalismo, que concibió categorías que adopta la teoría económica vigente junto al sentido común alienado, justificando que la masa de plusvalía expoliada a los trabajadores e invertida por el capital en su forma productiva para producir determinado tipo de mercancías, que una vez efectivamente demandadas o vendidas, resulta en una suerte de salario para el capitalista a título de beneficio o utilidad, pero multiplicado por miles o millones respecto al salario de un obrero o al ingreso de una trabajadora por cuenta propia, o al sueldo de un maestro, etc., etc.2

(más…)

Un decreto para restaurar plenamente el neoliberalismo.

El “neoliberalismo en acción” es un libro de Pablo Ramos Sánchez que desnuda las políticas económicas sustentadas en el año 1985. Como entonces afirmó este brillante intelectual y militante revolucionario del DS 21060, nosotros podemos parafrasear que el DS N° 4272 denominado “Programa Nacional de Reactivación del Empleo”, pone en vigencia el neoliberalismo en sus lineamientos más puros, con una pretensión de largo alcance que no corresponde a un gobierno transitorio.

El DS N° 4277, que complementa al anterior, es el acta de defunción de la soberanía en materia económica porque acepta las recetas tradicionales del FMI como directriz de la política económica del gobierno cuando dispone la transferencia de los recursos otorgados por esta institución “para cubrir las urgentes necesidades fiscales y de balanza de pagos” con el pretexto del COVID 19. Además, vulnera la CPE al disponer recursos de un préstamo sin autorización de la Asamblea Legislativa Plurinacional.

(más…)

Por Ernesto Eterno | 30/05/2020 | Bolivia / Fuente: Rebelión

La maldad no cesa en su siniestra tarea de enlodarlo todo, para que no quede nada, y por siempre.

Síntesis

A seis meses desde aquel fatídico golpe de noviembre del 2019, el régimen de Jeanine Añez no ha hecho otra cosa que derrumbar toda posibilidad de reordenamiento institucional. Con una fulgurante rapidez y astucia criolla, convirtieron el Estado en un botín de guerra. No hace falta reeditar dos décadas de un nuevo ciclo neoliberal para demostrarnos que una derecha voraz y sin ningún proyecto alternativo, guiado por intereses externos, solo es capaz de ofrecer más de lo mismo: la suma de miseria moral, concentración de riqueza ilegal y condiciones explosivas de extrema pobreza, bajo el ropaje de democracia. Como corolario, el retorno enajenante a la vieja cultura de sumisión y al estandarte de la culpabilidad nacional.

El escándalo de los sobreprecios en la compra de respiradores es de proporciones simplemente dantescas, no tanto por el valor del robo, que también lo es, sino por la forma, el momento y los funcionarios que ejecutaron el atraco. Nada hace suponer que los asaltos sistemáticos ya producidos contra empresas públicas o que están ocurriendo ahora, bajo la sombra de la pandemia, no adquieran este mismo patrón criminal. Esta letal y artera puñalada en el corazón del país retrata a un gobierno convertido en una vulgar banda de asaltantes armados. Enfundados en la santa biblia y con la palabra democracia entre los dientes apretados penetraron por los pasillos del Palacio de Gobierno con la sola idea de convertir el tiempo y la oportunidad en riqueza manchada con sangre. Infamia e impostura, son las dosis diarias que alimentan su idea de poder y venganza en medio de ritos desproporcionados de codicia y lujuria. La pandemia es la coartada perfecta para sus crímenes imperfectos, represión de por medio, cubierto por una bastarda cortina de humo mediático. Nuevamente, gobernantes de cuello blanco y estilete encarnan la maldad misma como si se tratara de una peste enviada por quienes más odian nuestra patria. Si ellos son la parte grotesca del festín de bagatela, como clase tradicionalmente cleptómana, no debemos soslayar a sus patrones extranjeros que hoy ocupan, dirigen y saquean a gran escala nuestro patrimonio nacional.

(más…)