La búsqueda de argumentos para postergar las elecciones en Bolivia tiene ocupados a todos los estrategas del bloque golpista. Algunos tratan de confundir carreteras con “pistas clandestinas”, otros, se esfuerzan por encontrar desvíos de dineros, y otros, más imaginativos dicen que se enseñaba “marxismo, comunismo” en las universidades pedagógicas, todo para evitar que la democracia retorne a Bolivia.

Tuto Quiroga, el artífice de la entrega del gobierno en manos de la cleptocracia, hoy nos dice una verdad: “Fallaron las proyecciones”. Esta verdad tiene su razón de ser y tiene que ver con que al despertar asoma el descontento popular, tiene que ver con los resultados de encuestas, tiene que ver con la pérdida del miedo a los mecanismos represivos y a su ministro, que ha demostrado ser un gran “inventor” de realidades que nadie toma en serio.

(más…)