En diversas ocasiones, he escuchado que al vocablo “empresario” se le añade algún adjetivo calificativo, a manera de cortar el café con leche para atenuar su sabor. Entonces, nos dicen, se trata de un empresario “progresista”, “de izquierda”, “comprometido” y otros por el estilo. Nada más falso. No hay empresarios de derecha ni empresarios de izquierda, hay sólo empresarios. Es decir, individuos que realizan cualquier actividad económica con la única finalidad de lucrar; y que cuando mayor es el lucro, más exitoso aparece ante sus pares. Un empresario de éxito es aquel que sabe invertir su dinero para reproducirlo a la brevedad posible.

(más…)