Etiqueta: Elecciones subnacionales

Una muy sonada caravana de opositores ha marchado a Washington a pedir, dizque, el respeto a los derechos humanos en Bolivia, que estarían siendo violados por el gobierno democráticamente electo. Han anunciado visitas a organismos parcialmente preocupados del asunto –sólo se ocupan de supuestas violaciones a derechos humanos en Cuba y en Venezuela– y a congresistas influyentes en el Capitolio.

(más…)

En diversas ocasiones, he escuchado que al vocablo “empresario” se le añade algún adjetivo calificativo, a manera de cortar el café con leche para atenuar su sabor. Entonces, nos dicen, se trata de un empresario “progresista”, “de izquierda”, “comprometido” y otros por el estilo. Nada más falso. No hay empresarios de derecha ni empresarios de izquierda, hay sólo empresarios. Es decir, individuos que realizan cualquier actividad económica con la única finalidad de lucrar; y que cuando mayor es el lucro, más exitoso aparece ante sus pares. Un empresario de éxito es aquel que sabe invertir su dinero para reproducirlo a la brevedad posible.

(más…)


El racismo colonial que tuvo su máxima expresión en aquel hecho humillante del 24 de mayo de 2008 en la capital del país, brotó con mayor fuerza en los últimos días cuando un candidato de la misma estirpe y con rasgos fascistoides, no quiere aceptar la realidad y trata de empañar la victoria popular en la alcaldía de Sucre.

(más…)

Ante las preguntas que parecen subyacer a la reflexión de distintos analistas políticos y de la población ávida de conclusiones sobre si el “MAS ha perdido o no fuerza”,  “que los resultados son iguales o no al 2015”, o “que hay o no renovación”, ciertas respuestas pueden encontrarse en el juego de la coexistencia entre continuidades y transformaciones que inauguran estas elecciones subnacionales y que cierran el largo periodo electoral iniciado el 2019.

(más…)

La dinámica política en Bolivia en los últimos 30 años, ha tenido transformaciones profundas, por ejemplo, los partidos con una estructura nacional, basada en una ideología, con estatutos que se respeten y una duración por lo menos 20 años de vida orgánica, con eventos centrales como Congresos o convenciones, prácticamente ha desaparecido.

(más…)

El pensamiento colonial como discurso de poder, no se ha detenido en las formas, por eso hoy tenemos a un expresidente mostrado de “intelectual” de cometer la torpeza de un estudiante escolar, confundir Estado con gobierno.

En su afán de mantener vigencia Carlos Mesa, se hizo eco de una idea surgida en la cabeza de uno de sus operadores políticos e inmediatamente en las redes llovieron los mensajes “patrióticos” de “salvar la república y del intento de anular el escudo nacional”. Una vez más los actos irracionales motivados por el “habitus colonial”, pretende generar un clima de rebelión, repitiendo la fórmula del año 2019.

(más…)

¿O el frente de Luis Larrea se ve perdido o están tratando de ganar tiempo? No sabemos cuáles son las intenciones del presidente del colegio médico paceño que otra vez propone cuarentena y postergar las elecciones subnacionales. O lo que es peor llamar a un paro medico que debería ser considerado como un atentado a la Salud Publica.

Curiosamente en la misma línea el dirigente cívico de Santa Cruz, Fernando Castedo, ha planteado a los tres niveles de gobierno que lo que se vive actualmente es mucho más duro que lo que se vivió el año pasado, en ese sentido, plantea la postergación de las elecciones del próximo 7 de marzo.

No es posible que los caprichos políticos y un estado de ánimo exaltado del dirigente de los médicos y ahora candidato a la alcaldía, intente cambiar el escenario electoral, que como sabemos, el TSE ha señalado que no habrá modificación del calendario. Cualquier consideración de postergación de las mismas debe sujetarse a informes y datos precisos, no a sensaciones, no a demandas políticas. La intensidad de la pandemia y el crecimiento del número de casos será una variable decisoria respecto a la temporalidad de la votación.

Habrá que esperar los reportes especializados. Es poco responsable por tanto adelantar criterio absoluto sobre si las elecciones deben realizarse o no en la fecha prevista. La movilización ciudadana durante la jornada electoral debe contar con todas las medidas de bioseguridad, como se hizo en los comicios de octubre pasado. Corresponde pues cuidar la salud ante el rebrote del coronavirus y, al mismo tiempo, preservar nuestro derecho a elegir en democracia.

No podemos olvidar los exabruptos de Larrea, sus palabras adjetivadas para referirse a las autoridades de salud del gobierno del ex presidente Morales, denotan un complejo de superioridad. Pero también su mala educación se hizo evidente en el diálogo propuesto por el ministerio que sin argumentos valederos y simplemente para demostrar su jerarquía y poder abandonaba las reuniones, no sin antes insultar a las anteriores autoridades.

Otro aspecto de sus afanes políticos que ya se había denotado en 2019 cuando, la otrora alianza “Bolivia dice No” de Oscar Ortiz le propuso ir como candidato a la vicepresidencia en lugar de Edwin Rodríguez. O quizás, más que llamar la atención, era la confirmación de la línea de ese frente político que buscaba a radicales y confrontadores. Larrea refleja esa vieja herencia colonial del desprecio a los demás. Las expresiones de éste, han definido su racismo respecto al actual gobierno y sus operadores de salud.

Tampoco debemos olvidar que Luis Larrea es militante del MNR y seguramente le aflige una doble frustración al constatar la virtual muerte de este partido político, ello hace que destile todo su odio a quienes considera culpables de esa situación. O es que lo que dicen que Larrea es hijo de uno de los asesinos de Lucho Espinal, Enrique Larrea, de ahí su carácter represor que se expresa en conductas violentas como las que evidenciamos.

Su pasado golpista, su mala educación y su comportamiento de intolerancia hacia otros actores de la vida política del país, desde su puesto de dirigente y ahora de candidato, evidencian su intención de dirigir las acciones del Ministerio de Salud. Bien sabemos que el gobierno no cederá a sus apetitos cuyo tinte político es muy evidente.

*Camilo Katari, es escritor e historiador potosino

La prensa y las redes sociales se han llenado de noticias referidas a los candidatos posibles y seguros de las elecciones sub nacionales. Partido sin dueño –a diferencia de aquellos tradicionales de la derecha, que hicieran afirmar al fallecido Max Fernández que “hasta los ceniceros” eran suyos– el MAS IPSP es el que mayor polvareda levanta; entre otros, por el sonado caso de Eva Copa, ahora candidata a alcaldesa por otra sigla.

Lo cierto es que las designaciones han develado desagradables sorpresas, al catapultar como representación del partido político más grande e importante de la Bolivia contemporánea, a una caterva de oportunistas que podrían ser objeto de estudio de esa especie de saurios reptiles que tienen la facultad de cambiar la coloración de la piel de acuerdo a sus conveniencias. Entusiastas “pititas demócratas” que se movilizaron para promover el golpe de Estado de noviembre de 2019, fungen ahora de “leales”, “consecuentes” y furibundos azules, mostrando una flexible cintura que los ubica, además, como dirigentes de un proceso político con el que sólo tienen afinidad por las pegas que el poder depara. Huelga intentar una lista de nombres, pues este espacio periodístico no abastecería.

(más…)