Por María Bolivia Rothe -.

Señora Presidenta:

He resuelto escribirle abiertamente, para decirle las cosas, de cara a mi pueblo, quien está sufriendo todas sus irresponsables decisiones.

Hoy, debo hablarle como salubrista epidemióloga, para concentrarnos en lo verdaderamente urgente, la pandemia del coronavirus.

Sepa usted, señora presidenta, que los salubristas epidemiólogos estudiamos muchos años para llegar a serlo. No es automático. Son siete años de facultad, tres de salud pública y entre dos y tres más para ser epidemióloga. Toda una vida. Sin embargo, su amigo Navajas, al que nombró de ministro de Salud, al igual que Cruz, al que echó, no tienen ni la menor idea de lo que es la Salud Pública y, mucho menos, la epidemiología. Navajas camina a tientas por un terreno que desconoce y hace que usted vaya también de tumbo en tumbo. En esta época de pandemia esto es, cuando menos, un crimen de lesa humanidad que pesará en sus hombros y su consciencia (si es que la tiene), para toda su vida. Usted y su Ministro juegan con la vida de las y los bolivianos. Aquí se puede aplicar muy bien el refrán que reza que la ignorancia es atrevida. Criminal, añadiría.

(más…)