El aniversario del cumpleaños de Fidel Castro es una ocasión pertinente para recordar al líder revolucionario cubano y continental, que no pudo ser derrocado por la primera potencia militar y económica del mundo, los Estados Unidos de América. El Comandante sobrevivió una a una a todas las administraciones, tanto demócratas como republicanas.

Un repaso arbitrario a esa fascinante historia –basado en recuerdos y sentimientos que se agolpan al contemplar la imagen del guerrillero de la Sierra Maestra, estadista y conductor de pueblos– nos remite a ese documento esencial para la conciencia latinoamericana, que es la Segunda Declaración de La Habana. En ese magistral texto, tanto Fidel como el Comandante Ernesto Che Guevara describieron descarnadamente la dramática situación de nuestro continente, cuya suerte no era casual: ella estaba y está signada por la injerencia norteamericana, cuyas doctrinas unas veces llamadas “de seguridad nacional”, otras “antiterroristas” y otros eufemismos, han marcado la suerte y el destino continental, jalonado por golpes de Estado y dictaduras militares made in USA, con el propósito deliberado de “evitar otra Cuba en Latinoamérica”.

(más…)