Objetivamente el grupo de indígenas marchistas que partieron  el 24 de agosto del presente año desde la ciudad de Trinidad (Beni) rumbo a la capital cruceña no tienen una reivindicación  propia, aparte de repetir generalidades como  “reivindicación y exigibilidad del respeto y ejercicio de los derechos colectivos de los pueblos indígenas”, » respeto al territorio” o el de instalar un Parlamento Indígena (planteamiento que debe respetar los usos y costumbres de los pueblos originarios y ajustarse a la Ley de Autonomías, que no es el caso)  ningún boliviano ha podido escuchar qué reclaman en concreto o que objetivo persiguen; entonces, debemos preguntarnos para quién o quiénes marchan y cuál es el verdadero objetivo de esta marcha apadrinada por Creemos.

(más…)