En ese correr del tiempo vuelve nuevamente la necesidad de hablar de Marxismo y feminismo. Tal como sucedió en la década de los setenta y ochenta, donde hablar de feminismo o de la situación de desventaja de las mujeres y de sus reivindicaciones, significaba un rechazo desde la ortodoxia de algunos militantes de izquierda, “ese tema pertenece a la derecha y significa desviar los intereses

Leer mas...