Etiqueta: Marxismo

En ese correr del tiempo vuelve nuevamente la necesidad de hablar de Marxismo y feminismo. Tal como sucedió en la década de los setenta y ochenta, donde hablar de feminismo o de la situación de desventaja de las mujeres y de sus reivindicaciones, significaba un rechazo desde la ortodoxia de algunos militantes de izquierda, “ese tema pertenece a la derecha y significa desviar los intereses principales de la lucha de clases y de la lucha por el socialismo”, nos decían, por lo tanto es una desviación y no vale la pena hacerle juego a los intereses de la burguesía en contra de la revolución”, ese era el argumento para frenar la integración de las necesidades de las mujeres en la lucha de la izquierda.

Con esta visión, afirmaban que la liberación de las mujeres comenzará y estará garantizada por el socialismo, entonces hubo un sentimiento de desesperanza.

(más…)

En un texto que publicamos el año 2019 (1) señalamos que es posible una complementariedad creativa entre el pensamiento de Ernesto Guevara y el Vivir Bien, entendiendo que Guevara representa otra corriente de pensamiento socialista, diferente a la que se encontraba en los manuales de la ex URSS y el Vivir Bien reúne una filosofía y una teoría del poder político.

Hoy, en Bolivia, nos encontramos, en medio una especie batalla ideológica, cuya expresión son las tensiones internas manifiestas en el MAS. Esta batalla ideológica tiene una configuración de iceberg, pues sólo alcanzamos a percibir lo que se presenta en la superficie y no ahondar en las raíces de esta particular batalla.

(más…)
“No soy del MAS, el MAS es mío” 
E.R.S.

No fue casual la tormenta eléctrica que acompañó tu partida. Era el homenaje de tus fuerzas pares, pues tenías la misma energía de Illapa, el dios andino del Rayo.

Muchos lloramos el saber que no tendremos el contacto cotidiano para compartir noticias, análisis político o información geopolítica que se produce a diario en el planeta. Sin duda extrañaremos ese ritual que nos hacía tan camaradas, compañeros, tan hermanos. 

(más…)

No hay muerto malo ni novia fea, dice el adagio popular. Pues esta vez, Chato Peredo hará la excepción: fue malo, implacablemente malo, con sus adversarios políticos. Y lo expresó en diversas polémicas que sostuvo con diferentes personajes. Muchas de ellas han sido recogidas en sus escritos, y reflejan al personaje histórico que estuvo siempre identificado con la Revolución Cubana, con Fidel y el Che. Pincelazos de su vida han sido guardados en un libro autobiográfico al que tuve el honor de prologar.

Entre sus muchísimos enfrentamientos, es memorable aquel que sostuvo con Regis Debray. Por aquel entonces, el francés borraba con el codo su Revolución en la Revolución, para escribir su Adios a las armas. Chato ya intuía que ése sería apenas un estadio en el recorrido desertor que protagonizó el teórico que acompañó al Che en los inicios de la gesta guerrillera de Ñancaguazú. Y no se equivocó.

(más…)

Este artículo no tiene como intención debatir con marxistas de sacristía, que han hecho del marxismo una religión y que por tanto no cuentan para un debate político ideológico. Leyéndonos seguramente dirán, que claudicamos y nos vendimos a la reacción. Que ahora somos pachamamistas. En respuesta reafirmamos ser, primero, anticapitalistas; segundo, anticoloniales; tercero, anti imperialistas y; ahora, somos también anti quintacolumnistas o sea anti espías encubiertos y traidores.

Dicho esto, queremos revisar episodios de nuestra memoria larga pero también de la historia reciente para demostrar que existen permanencias que no son casualidades.

(más…)

La política, las ideologías, el compromiso militante, han sido devaluadas, no es una casualidad o el fin de la historia, sino una estrategia política para concentrar el poder y retornar a los tiempos de la monarquía o la concentración total del poder. En esa medida la despolitización de las sociedades, es un fenómeno mundial.

La concentración del poder solo es posible cuando se aleja al ciudadano del Estado, ese fenómeno se intensificó en Bolivia a partir del año 1985, con el llamado ajuste estructural. La llamada “relocalización” aniquiló físicamente a la denominada “vanguardia proletaria” concentrada en los trabajadores mineros.

(más…)