La clase media movilizada por el imperialismo y la oligarquía criolla para consumar el golpe de Estado del 10 de noviembre de 2019, recibe como recompensa la cancelación de ciertos beneficios que el gobierno del MAS les otorgó. El Decreto Supremo 4272 dictado por el gobierno de facto de Jeanine Añez deja a la clase media sin posibilidades de conseguir un préstamo para vivienda social, que el Gobierno del MAS concedió con la Ley 393.

No se puede interpretar de otra manera el DS 4272 sobre los préstamos de vivienda. Esta norma arbitraria reduce a 150.000 Bs (21.551 dólares) el monto máximo para adquirir una vivienda y 70.000 Bs (10.057 dólares) para renovar o ampliar su vivienda. Con la Ley 393, el prestatario podía contar con hasta 1.081.000 Bs (155.316 dólares) para adquirir una vivienda y 940.000 Bs (135.058 dólares) para renovar o ampliar su vivienda.

(más…)