GRAN VICTORIA DEL MAS EN BOLIVIA

El líder independentista boliviano Túpac Katari, hace más de 200 años, predijo en el momento de su muerte a manos de los españoles: ¡….VOLVERÉ Y SERÉ MILLONES!

Con esa energía cósmica, a poco menos de un año de la asonada militar que derrocó al presidente Evo Morales, el pueblo boliviano se ha cobrado la revancha.

Con más del 52% de los votos, el economista Luis Arce, candidato del MAS, ha ganado abrumadoramente las elecciones bolivianas en primera vuelta.

Los afanes continuistas de Jeanine Añez y Carlos Meza, el neofascista Camacho, los jefes policiales y del sector más reaccionario de las Fuerzas Armadas, han sido sepultados por el aluvión popular de votos a favor del MAS.

El fraude y el golpe fascista que cocinaba la ultraderecha boliviana, con el ministro Murillo a la cabeza, se quemaron en sus manos.

La oligarquía boliviana pro imperialista mostró sus garras en los últimos 10 meses: rapiña de los dineros públicos, corrupción institucional, racismo, festín de los recursos naturales, privatizaciones indiscriminadas, represión a mansalva. Poco faltó para que destrozaran el país.

Frente a los desmanes ultraderechistas, el MAS enarboló un programa contrario al modelo neoliberal, con la defensa de la soberanía e independencia del país, la nacionalización de los recursos estratégicos, la redistribución como eje ordenador de la economía y la construcción de una democracia participativa popular multicultural y plurinacional. Un programa que ha hecho suyo la inmensa mayoría de bolivianos y bolivianas.

Luis Arce tiene toda la razón al afirmar al proclamarse su victoria que en esta batalla el pueblo boliviano ha recuperado la democracia y la esperanza.

Para los trabajadores y el pueblo peruano esta victoria es un gran ejemplo, que devuelve el protagonismo a la izquierda popular y antiimperialista en todo el continente.

Para el imperialismo yanqui y las instituciones a su servicio, como la nefasta OEA, es una derrota en toda la línea. Se va Trump con otro estrepitoso fracaso.

Nuestro saludo revolucionario a los compañeros del MAS y al conjunto del pueblo boliviano. Ha triunfado la unidad y la lucha organizada del pueblo. Ahora se abre una nueva perspectiva histórica: la profundización revolucionaria del proceso de cambios, para que las conquistas populares sean de verdad irreversibles.

Recordemos que el Che, asesinado 53 años atrás en el pueblo de La Higuera, en el Oriente boliviano, siempre sostuvo que si una revolución no se profundiza, muere.

Porque a no dudarlo, la oligarquía vendepatria, con el respaldo del imperialismo y de los mandos más reaccionarios de las Fuerzas Armadas y de los medios de comunicación social, seguirá conspirando contra el pueblo boliviano.


VIVA EL TRIUNFO DEL MAS
HASTA LA VICTORIA SIEMPRE

Ricardo Gadea Acosta

Coordinadora Peruana Ernesto Che Guevara

Lima, 19 de octubre, 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.