La desesperación cunde en la derecha boliviana

Las semanas pasadas el país, los medios y la sociedad en general miró sorprendida una serie de reacciones de los actores del golpe de estado de 2019, sus preocupaciones expresadas porque no consiguieron imponer su narrativa y oficiosa del fraude en el imaginario colectivo.

En más de dos oportunidades, con los informes de investigaciones de expertos, lo de la Universidad de Salamanca y la propia Fiscalía, la derecha boliviana perdió fuerza por tratar de convencer al ciudadano, aquella falsa impostura que en Bolivia hubo fraude. Tras esos hechos, rebotó un informe en borrador, por pedido que hiciera Colombia con relación a decisión de la CIDH sobre la reelección, si era o no un derecho humano.

Al igual que el famoso tema del fraude la derecha y sus actores, conjuntamente los medios se afanaban en poner rápidamente como si ya fuera un hecho consolidado que el fallo de la CIDH era confirmado, cuando eso no fue así.

Lo que los ciudadanos deben conocer a ciencia cierta es que el fallo aquel que no es aun oficial, no es una sentencia, solo es una Opinión Consultiva. Además no emerge de un proceso contencioso, emerge de la Función Consultiva que tiene la CIDH. Y como decíamos, se origina en una solicitud formulada por el Estado Colombiano sobre una duda el contenido de la Convención Americana de DDHH., no se originó en una Denuncia por vulneración de un Derecho Humano.

También habrá que aclarar que el Estado Boliviano no es parte en esa solicitud de Opinión Consultiva y menos Bolivia fue denunciada por alguna vulneración. La Opinión Consultiva emitida por la CIDH, no tiene efecto jurídico de aplicación directa en el Estado Plurinacional y menos es vinculante al ordenamiento jurídico boliviano.

Y finalmente habrá que decir que la Opinión Consultiva nunca tiene efecto retroactivo. Ese famoso tema de la reelección presidencial como Derecho Humano fue un término acuñado por políticos de la derecha. En Bolivia ni en la CPE, ni en ley o norma alguna y menos en la Declaración del TCP, el año 2017 se usó o se empleó el término de reelección como Derecho Humano.

Tarde o temprano se irán develando una serie de aspectos que tienen que ver con ese pasado que de cierto, como lo dijeran algunas autoridades en el tema de la repostulación de Evo Morales, claramente habrá que decir que «fue un error».

Pero de ahí a confundir a la gente con otros aspectos jurídicos y de posición política creemos que tiene otras intenciones, como sucede desde hace años con los muy oficiosos medios de comunicación privados que siguen confundiendo al pueblo con sus mentiras.

*Rafael Artigas, es comunicador boliviano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.