Esa noche del domingo 20 de octubre de 2019, el rumor de un supuesto fraude electoral se desperdigó como reguero de pólvora por toda Bolivia. Ese rumor tenía una fuente: Carlos Mesa, candidato opositor que ante el corte intempestivo de la Trasmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) —esos datos eran solamente referenciales, sin ninguna vinculación legal— desconocía esos resultados extraoficiales y convocaba a la ciudadanía a “defender el voto” ante el “fraude descomunal” que el gobierno de Evo Morales había montado. Acto seguido, ese llamado desembocó en la quema de varios tribunales electorales.

(más…)