En la céntrica plaza de San Pedro, en la ciudad de La Paz, se encuentra el Panóptico Nacional de la sede de gobierno. Construido en la primera mitad del siglo XIX, se estrenó como centro penitenciario en 1850, inspirado en la idea arquitectónica de una cárcel con múltiples pabellones que podían ser vigilados desde una torre en elevación; ésa era la moda europea de entonces. Inicialmente fue edificada para albergar a no más de doscientos presos; pero la mal llamada Justicia se ocupó de llenarla con miles.

Actualmente, la famosa cárcel de San Pedro es una verdadera ciudadela con muros. Allí se hacinan los castigados de la Justicia; un reporte del 2012, por ejemplo, destaca que la población carcelaria nacional bordeaba las quince mil almas. De ella, apenas dos mil tenían su caso resuelto, es decir, contaban con una sentencia ejecutoriada; en tanto que cerca de 13 mil estaban alojados bajo la condición de prisión preventiva, a la espera de un fallo judicial. En la actualidad, ese panorama sombrío no ha cambiado para nada.

(más…)