Las festivas concentraciones populares que dieron la bienvenida al nuevo gobierno presidido por Luis Arce y David Choquehuanca han trasladado su escenario a la ruta de retorno de Evo Morales. Las multitudinarias manifestaciones de regocijo a su paso, no sólo ratifican su calidad de líder indiscutible del MAS IPSP, sino que confirman la esperanza de cambio de bolivianas y bolivianos, severamente castigados por la crisis generalizada en la que ha dejado al país la dictadura.

Tras el anuncio de la conformación del nuevo gabinete, sordas protestas se han dejado oír, particularmente en los movimientos sociales –verdaderos artífices del aplastante triunfo electoral de este 18 de octubre pasado– para mostrar su desacuerdo con lo que se consideraba un principio consensuado: el no retorno de antiguas autoridades y la conformación de un gabinete con la fuerza política suficiente para diseñar una estrategia para encarar los grandes desafíos que se tiene por delante.

(más…)