La cuestionada historia de nuestras relaciones diplomáticas con Chile, hoy suma una nueva derrota. La llamada “Canciller de lujo”, ha demostrado que una cosa es la teoría y otra la práctica. Su incapacidad para resolver el tema de la migración laboral boliviana hacia Chile, es el resultado de un improvisado nombramiento de Cónsules, que son los que directamente son responsables de la protección de los derechos de ciudadanos bolivianos en cualquier país del mundo.

En tiempos de crisis mundial los Consulados se convierten en centros de gran actividad, debido a que la migración es un fenómeno mundial y los migrantes en el mundo superan los doscientos millones de personas. En nuestro país, no contamos con un sistema que, por lo menos, maneje estadísticas confiables acerca de la población migrante boliviana en los países fronterizos.

(más…)