El agua es la sangre de la Madre Tierra que alimenta a todos los seres, por lo tanto, el agua no puede comercializarse, no puede estar en manos privadas, porque el acceso al agua es un derecho de los pueblos, es un derecho que tiene nuestra Madre Tierra para producir los alimentos que nos garantizan una Alimentación Digna y con Identidad.

Desde la sabiduría ancestral el agua es la fuente de vida que debe ser respetado y preservado por los pueblos del mundo, para evitar que el capitalismo, el imperialismo, menosprecie su valor vital, su calidad de bien social y cultural, y su vinculo sagrado con la Madre Tierra.

(más…)