Etiqueta: Madre Tierra

La Chiquitanía forma parte de la gran Amazonia, considerada el pulmón del mundo, territorio de las naciones indígenas de tierras bajas.

Naciones indígenas que aún se resisten a la agresión permanente de mafias organizadas e incrustadas en los pueblos y comunidades indígenas.

(más…)

La Constitución boliviana va a cumplir 12 años de vigencia y las cuestiones son:

Desde el preámbulo las constituyentes, los congresistas, promulgadores y los aplicadores, se supone estaban de acuerdo con ese nuevo contrato social y único, elaborado con participación representativa social real, como fue la Nueva Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia. Se había dispuesto cambiar las condiciones heredadas de la colonia, el neocolonialismos y neoliberalismo; sí, me refiero a las estructuras estatales discriminadoras, excluyentes, de injusticias y desigualdad; sí, supongo que estuvieron de acuerdo, porque así reza el segundo párrafo de esta norma “suprema”: “El pueblo boliviano, de composición plural, desde la profundidad de la historia, inspirado en las luchas del pasado, en la sublevación indígena anticolonial, en la independencia, en las luchas populares de liberación, en las marchas indígenas, sociales y sindicales, en las guerras del agua y de octubre, en las luchas por la tierra y territorio, y con la memoria de nuestros mártires, construimos un nuevo Estado”.

(más…)

Ya sea para defender, criticar, fortalecer o reconducir el Proceso de Cambio, es indispensable entender que el mismo es parte de una lucha más extendida en tiempo y espacio. Este es el primer artículo de un espacio de discusión, debate y propuesta para poder desenvolver algunos de los temas más controversiales, pero también más descuidados en la política boliviana: Madre Tierra, “ambiente” y sustentabilidad.

Dado que Bolivia empieza un proceso de reconstrucción de su tejido social y económico después de haber recuperado el Estado de Derecho, es razonable preguntarse ¿por qué deberíamos perder el tiempo preocupándonos por la conservación de los ecosistemas? ¿No deberíamos priorizar el bienestar de la gente después de un año tan duro para la salud de la población y la salud de su democracia? Es precisamente esa falsa dicotomía entre lo “humano” y la “naturaleza” la que ha desnudado profundas debilidades internas en el Proceso de Cambio, exponiéndolo a la amenaza de quienes luchan por desmantelarlo. Por lo tanto, desentramar la ecología política de nuestra Revolución es fundamental para asegurar su continuidad y viabilidad a largo plazo.

(más…)

El agua es la sangre de la Madre Tierra que alimenta a todos los seres, por lo tanto, el agua no puede comercializarse, no puede estar en manos privadas, porque el acceso al agua es un derecho de los pueblos, es un derecho que tiene nuestra Madre Tierra para producir los alimentos que nos garantizan una Alimentación Digna y con Identidad.

Desde la sabiduría ancestral el agua es la fuente de vida que debe ser respetado y preservado por los pueblos del mundo, para evitar que el capitalismo, el imperialismo, menosprecie su valor vital, su calidad de bien social y cultural, y su vinculo sagrado con la Madre Tierra.

(más…)

Distraídos con el inicio de las campañas electorales y los cotidianos actos de corrupción del gobierno de facto, poco o nada decimos respecto a una de las tragedias más impactantes que, año a año, se repiten en la vida del país. Una de ellas es la relativa a los incendios de vastísimas extensiones de bosque, particularmente en la región oriental. Es la lenta muerte de nuestra Madre Tierra.

Los autores intelectuales de este crimen anual son los defensores del libre mercado, los que afirman que la oferta y la demanda lo solucionan todo; que Bolivia debe hacer crecer su agricultura “como lo hace Paraguay”, con transgénicos y monocultivo para exportar soya aún a costa de la vida y el hambre de su propio pueblo. De esa forma, se implementan políticas públicas que promueven un modelo agrícola que poco o nada tiene que ver con la seguridad y la soberanía alimentarias. Ambos conceptos, en realidad, sirven de coartada para los empresarios agrícolas que solo buscan llenar sus bolsillos, sin importarles qué se deja para las próximas generaciones… total, las suyas ya están aseguradas.

(más…)

NUESTRA PALABRA No 7

Las organizaciones sociales urbanas y sectores profesionales de todo el país, expresamos nuestra
preocupación y rechazo por el surgimiento de ataques en contra del hermano Evo Morales Ayma,
estas acciones pretenden proscribir, por todos los medios posibles, la representación indígena
originario campesina y privarle al pueblo boliviano de la posibilidad de recuperar la democracia.
Durante catorce años, bajo el liderazgo histórico del hermano Evo Morales, hemos demostrado que
otra Bolivia es posible. No la Bolivia de la mendicidad, de la pobreza y del atraso, sino una Bolivia
que es conocida y reconocida en el mundo entero por sus logros políticos, económico, culturales y
sociales.

En lo político: la refundación de la Patria, el reconocimiento de nuestra plurinacionalidad, la profundización de la democracia, con la inclusión de los indígenas originario campesino, además de la participación de mujeres y hombres en igualdad de condiciones en la representación política y la construcción del Estado Plurinacional que llegue a todos los rincones del país, un Estado respetado a nivel internacional con liderazgo e iniciativa, con dignidad y soberanía.

En lo económico, hemos demostrado que con el control de nuestros recursos naturales y con empresas estratégicas fuertes podemos alcanzar la independencia económica. Sin el sometimiento a los condicionamientos del imperio, del Fondo Monetario Internacional, sin el ATPDEA, sin USAID, sin la denominada cuenta del Milenio hemos construido nuestro propio modelo económico social comunitario para producir, para industrializar, pero sobre todo, para redistribuir la riqueza.

En lo social, hemos reducido la pobreza, se ha ampliado y mejorado la calidad de vida de la clase media y redistribuido la riqueza como nunca antes en toda nuestra historia. Hemos reducido la desigualdad, protegido a los más vulnerables y construido un Estado más justo.
En lo cultural, se ha recuperado la dignidad con identidad, hemos construido la unidad en la
diversidad y la plurinacionalidad basada en la solidaridad, la descolonización y la despatriarcalización.

(más…)