El viernes acompañé de casualidad a un amigo a comprar oxígeno. De casualidad, digo, porque lo había hecho hace unos meses atrás. Al mismo lugar.

leer mas...