Todos los domingos los feligreses de Santa Cruz y del país, soportan los sermones (homilías) del cura Sergio Gualberti, quien con el báculo en la mano, ordena las conciencias de acuerdo a los intereses de los conglomerados económicos regionales.

Es innegable que la jerarquía religiosa (católica y evangélica) se encuentra, políticamente, al servicio del encubrimiento del “modelo cruceño de saqueo”, pues ningún sermón ha cuestionado este pecado. Es más, son los propios medios de comunicación privados que amplifican esos discursos como si fuera la única “palabra de Dios”.

(más…)