Diversas fuentes de información han dado cuenta de un hecho por demás preocupante: militares de Bolivia se dedican al ciberespionaje de sus propios conciudadanos, so pretexto de controlar la «sedición» y desarrollar un trabajo permanente de inteligencia. Este lamentable rol al que rebajan a las Fuerzas Armadas de Bolivia es, apenas, la punta del iceberg. Qué se esconde debajo de esa actividad violatoria del derecho

Leer mas...