Colombia: suman los fallecidos a manos de la policía y el ejército

Gracias a la información de medios alternativos, organizaciones de derechos humanos, colectivos, movimientos sociales y personas en general que han utilizado las redes sociales como herramienta para romper el cerco mediático en Colombia, tenemos la siguiente información sobre la represión de las fuerzas del Estado contra el pueblo colombiano en el séptimo día de Paro Nacional:

– 1443 casos de violencia policial: detenciones con procedimientos arbitrarios, tortura, tratos crueles, abuso de poder, también allanamientos ilegales y capturas ilegales. Existen lesiones oculares como sucedió en Chile y agresiones a personas defensoras de DDHH en el marco de las movilizaciones. 

– 31 personas víctimas de violencia homicida por parte de la policía. 

– 11 víctimas de violencia sexual por parte de ESMAD (Escuadrones Móviles Antidisturbios).

El 3 de mayo por la noche ha sido una jornada violenta en Cali. La Alta Comisionada de Derechos Humanos para Colombia, Juliette de Rivero, ha confirmado la muerte de varios jóvenes que participaron de las manifestaciones a manos de la policía mediante el uso de armas de fuego, la detención de alrededor 80 menores de edad. Hasta el momento se tienen confirmados los siguientes nombres: 

Marcelo Agredo de 17 años, Cristian Alexis Moncayo murió con un disparo en el pecho, Miguel Ángel Pinto, Steven Sevillano de 18 años, Charlie Parra de 22 años, Edwin Villa, Kevin Gonzales, Santiago Murillo de 19 años, Juan Diego Perdomo, Cristian Alexis, Miguel Angel Pinto murió con un disparo en el abdomen, Jesus Flores, Jefferson Marin, Brayan de 20 años de edad, José Augusto Ortiz, Dadimir Daza, Nicolas Guerrero de 22 años de edad, recibió un disparo en la cabeza, Daniel Azcarate, Einer Lasso.

El gobierno nacional, así como gobiernos locales en Colombia, han emitido pronunciamientos estigmatizando las movilizaciones, denominando “vándalos” a quienes participan de las manifestaciones, incluso acusados de pertenecer a grupos armados irregulares. Esto le facilita al presidente Iván Duque hacer uso de la fuerza militar y así facilitar graves violaciones a DDHH. 

Se ha denunciado que tanto militares como policías han ingresado en barrios y han herido a personas que se encontraban en sus casas. Contrariamente a la información de los medios hegemónicos alineados al gobierno, las acciones que han tenido las y los manifestantes han sido a través de expresiones culturales, acciones creativas y de vigilia, que exigen la dimisión del presidente.

También se han evidenciado en ciudades como Cali, Bogotá, Santander y Medellín cortes eléctricos que facilitan la detención irregular de los manifestantes por parte del ESMAD y la policía, así como de cualquier persona que se encuentre fuera de su casa durante esas horas, lo que viola el estado de derecho en Colombia. 

Desde nuestra plataforma comunicacional La Resistencia Bolivia continuaremos con la actualización de estos datos y el seguimiento al Paro Nacional en Colombia hasta que el pueblo colombiano triunfe en su justa lucha. Agradecemos la colaboración de las y los manifestantes que nos hacen llegar toda la información que tienen para romper el cerco mediático.

Fuente: Laresistencia.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.