Un video solo para marear la perdiz

La estrategia de desinformar, de manipular la información siempre ha sido un arma de los medios privados de comunicación en Bolivia, aliados de la oposición política para desviar los temas que la agenda política coloca en la coyuntura desde la llegada de Evo Morales al poder.

Las narrativas de “fraude” frente a la verdad del golpe de estado, son ahora el nuevo y curioso episodio con la difusión de un video en esos medios privados y las redes sociales que siempre confunden. Es parte de la maniobra que en algún momento llamábamos “marear la perdiz”, y utilizar en este contexto de argumentos que pesan fuerte sobre el golpe, una grabación donde Evo Morales justifica ante sus seguidores la opción por “cuidar” la presidencia de Áñez para garantizar las elecciones de 2020, donde ganó el MAS.

Como noticia de gran “revelación”, fue presentado por esos medios el video de una conversación de Evo Morales con un grupo de simpatizantes. En esa oportunidad, Evo relata las opciones que se barajaron —o le propusieron— ante el planteamiento de “fuera Áñez”. Si la presidenta del régimen de facto renunciaba o era derrocada, ¿quién asumiría ese cargo? Evo comenta tres caminos: un militar, Eva Copa o el presidente del Tribunal Supremo de Justicia.

Tras mencionar las citadas sugerencias presidenciales, Evo expone sus razones para descartarlas. Había señalado que debía protegerse a la ex mandataria de facto con tal de garantizar las elecciones. El contexto de la charla era el proceso electoral del año pasado, cuando había incertidumbre sobre la fecha de los comicios.

Ya llegando al extremo de la manipulación informativa, un diario paceño sustituyó la palabra “cuidar” por la palabra “poner” (a Áñez). Y su par cruceño llegó a decir que Evo relató en el video “cómo se debatió la sucesión constitucional que tuvo lugar en 2019, tras su renuncia”. El propio Evo aclaró que el video es de mayo de este año, reafirmando que “pedir la renuncia de Áñez que se caía, solo era un error”.

“Marear la perdiz”, tiene un sustento teórico en la comunicación, especialmente política y se denomina ‘Agenda setting’, que es una selección de la información a ser difundida y la manera en que se hará dicha difusión, por ejemplo, en el tema de la intensión de “cuidar” o de “poner” a la expresidenta de facto, Añez, además de la temporalidad, como forzando a que Evo lo había dicho los días del golpe.

En el lenguaje popular se dice “marear la perdiz”, cuando no se trata el aspecto principal de un tema o no se responde puntualmente a una pregunta. Este manejo de la información se está aplicando, de manera permanente, desde los mismos medios de Comunicación proclives al ‘mundo pitita’, como es Panamericana que desde ayer hasta hoy, su agenda sigue siendo el video.

Estamos en medio de una dura batalla política, donde nada es inocente ni casual. Además, al verse sin argumentos para sustentar su narrativa de fraude, machaconamente toman este tema y desvían lo que hace un par de días seguíamos con atención la difusión de audios que vinculan al ex ministro de defensa Luis Fernando López en otro atentado a la democracia.

“Marear la perdiz” y “digo una cosa y hago otra”, son los ejes del forzado y manipulado argumento del video, que como estamos viendo, los esfuerzos por darle un contenido político y poner en su agenda los argumentos del fraude se fueron por la borda.

Algunos cómplices del asalto al poder nuevamente reaparecen para acompañar la política de “marear la perdiz”, saben bien que azuzar esas narrativas, en el fondo, son mecanismos para tratar de justificar toda su estrategia que nunca fue sustentada con pruebas plenas referidas al fraude y por ello utilizan el arma de la desinformación y el desvío de temas de la agenda nacional.

Estos grupos mediáticos de autoayuda política a la oposición, encabezados por Pagina Siete y sus seguidores como El Deber, Los Tiempos, Panamericana y otros, están jugando con fuego porque serán ellos mismos que caerán en su trampa, porque cuando se develen a los protagonistas del golpe, no tendrán argumentos sólidos para defenderlos.

*Camilo Katari, es escritor e historiador potosino

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.