El No candidato

Reyes Villa, más conocido como “El bombón”, aunque ahora ha preferido no usar este apelativo, por el pasado que representa; ha declarado que se encuentra preocupado por la falta de agua en Sacaba e inmediatamente ha realizado propuestas.

Reyes Villa pretende borrar su pasado de “yacu vende” sobrenombre que le dieron los regantes y que luego la coreó todo un pueblo. Es pues un insulto a la inteligencia de los cochabambinos, que no pueden olvidar sus gestiones como Alcalde, como Prefecto y como Gobernador durante estas gestiones la única política pública respecto al agua fue apoyar las políticas privatizadoras y fue el primer derrotado en la guerra del agua.

Los bolivianos tenemos memoria, pese a los intentos de crear un “cambio cultural” que es la guerra oculta implementada desde los EEUU en toda la América Latina, para naturalizar la antipolítica, la corrupción y sustituir a los sujetos sociales de la historia por individuos, esto comenzó en Europa y hoy está presente en la región, sólo basta ver el candidato apellidado Milei en la Argentina.

Las triquiñuelas jurídicas y un acuerdo oscuro, le permitió ser candidato y nuevamente “sacrificarse” por los cochabambinos, “sacrificio” que extendió a su familia pues un hijo suyo abandonó su trabajo en EEUU con sueldo superior a los 50.000 dólares, para ganar un modesto sueldo como Concejal.

Apoyado en el proceso del “cambio cultural” que operó muy bien en Bolivia antes del golpe del 2019, puso en marcha su estrategia para las elecciones del 2025, primero declarando que “no será candidato” y luego promocionando su figura a nivel nacional con sus incursiones y reuniones con autoridades en La Casa del Pueblo lo que le permite tener acceso a la prensa nacional.

En el caso específico de Cochabamba, hace causa del problema del agua de Sacaba, que por si acaso es un municipio autónomo y diferente del municipio de Cercado que es la jurisdicción de Reyes Villa, es muy sospechoso que el Alcalde de Sacaba guarde silencio y acepte que otro Alcalde le diga lo que tiene que hacer; esta actitud estaría confirmando el “amarre” que tiene el Gobernador de Cochabamba con Reyes Villa y el Alcalde de Sacaba.

Entonces veremos a Reyes Villa, caminar sin el peso de sus juicios (que amablemente le fueron retirados por un sistema de justicia ya no solamente corrupto sino antipatriota) por las anchas autopistas de la opinión pública digitadas desde los medios de comunicación que ya Reyes Villa los tiene como socios desde hace varios decenios.

Las habilidades desarrolladas en lo que se llama la “política criolla” no es más que la práctica de herencia colonial del manejo del poder que nunca ha dejado de ser económico y que sólo tiene el barniz de “político” para atrapar incautos. Esa tarea, la de superar la colonialidad de la sociedad y Estado, es la gran deuda del proceso de cambio, que no supo mantener una línea de conducta anticolonial y se embarco en la comodidad del mantener un statu quo en el sistema económico-político.

Reyes Villa es el mejor exponente de la “política criolla” que le ha permitido ejercer la violencia sin ningún empacho utilizando grupos de choque por un lado y por otro comprando conciencias de dirigentes barriales. Conocer las debilidades humanas en un contexto de incertidumbre (y desideologización) es una ventaja para estos empresarios de la política.

*Camilo Katari, es escritor e historiador Potosino

Escrito por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde Venceremos

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo