Una muy sonada caravana de opositores ha marchado a Washington a pedir, dizque, el respeto a los derechos humanos en Bolivia, que estarían siendo violados por el gobierno democráticamente electo. Han anunciado visitas a organismos parcialmente preocupados del asunto –sólo se ocupan de supuestas violaciones a derechos humanos en Cuba y en Venezuela– y a congresistas influyentes en el Capitolio.

Leer mas...