Una candidata de Comunidad Ciudadana en declaraciones públicas, pide que en estos momentos los partidos deban separar la salud de la política. Esta declaración puntualiza una narrativa implementada desde abril y que pretende aislar un contenido central de la política que es el poder.
Pretender separar la salud de la política es una postura idiota, debido a que las políticas de salud, obedecen a una determinada forma de distribución de los recursos, de identificar las prioridades en tanto población, territorio e intensidad de la prestación de servicios de salud. En síntesis la salud pública es directamente proporcional al pensamiento político de los gobernantes.

En estos momentos claramente tenemos un gobierno de orientación neoliberal, por tanto la salud está considerada como un negocio y no es necesario realizar esfuerzos para demostrar esta afirmación, basta enumerar los actos de corrupción en la compra de insumos para atender la crisis sanitaria.
El gobierno hace política con la salud todos los días, en las demostraciones de poder arbitrario como la intervención a una propiedad privada; en la libertad de precios que imponen las farmacias; en derrochar recursos económicos para repintar hospitales para que puedan ser utilizados, en anuncios que nunca se cumplen como la donación de 500 respiradores.

(más…)