Hay quienes pregonan, haciendo laureles de su inteligencia, la gran ignorancia del pueblo boliviano. “Son unos ignorantes!” gritan, “están todos manipulados, se aprovechan de la gente humilde porque ellos no entienden nada”. Así van los comentarios de los estudiados, los egresados, los “seres superiores” llamados pititas. Y atribuyen, además, este conocimiento celestial al haber investigado y leído.

Tenemos la esperanza, y personalmente soy más optimista, de que en el movimiento pitita hubieron algunos con mejores intenciones que podrían abrir su mente a unirse en la búsqueda del bienestar común, la búsqueda de un sistema más justo e incluyente. Pero también hay muchos otros que están en la urgente necesidad de visitar a un psicólogo, porque, en realidad, tienen que investigar mucho mejor y mucho más, señores pititas…

(más…)