Cada día se hace más evidente que el golpe de Estado del 10 de noviembre, es parte de la geopolítica norteamericana por recuperar su posición de dominio sobre América Latina. Recursos naturales estratégicos como el litio y las tierras raras, indispensables para continuar con la carrera hegemónica de los Estados Unidos, están situados en Bolivia. Esa fue la razón que produjo el golpe de Estado.

La derecha pro imperialista y el concurso de traidores al proceso de cambio permitieron que se produzca el mismo, en nombre de la democracia. Hoy, la democracia sigue siendo usada como bandera que encubre los intereses norteamericanos sobre nuestros recursos naturales. La derecha encaramada en el gobierno, vuelve a usar un acto democrático liberal como las elecciones generales, para confrontar a la los ciudadanos bolivianos entre si, pretendiendo provocar una lucha fratricida, una lucha entre hermanos, para conseguir sus objetivos de dominación.

(más…)