Etiqueta: Salud derecho humano

Un año perdido resulta en la historia de Bolivia verdaderamente catastrófico. El golpe de Estado de noviembre del 2019 no sólo significó la violación de la democracia; la instauración de un gobierno de facto permitió a los golpistas hacer y deshacer diversas iniciativas del Estado Plurinacional, en su ánimo de retorno a la vieja república neoliberal.

Una de las afrentas que ha enfurecido al pueblo boliviano ha sido precisamente el tratamiento de la pandemia. Negociados con la salud pública equivalen, en la práctica, a negociar con la vida de inocentes ciudadanos, cuyos impuestos se fueron a los bolsillos de los ministros de turno designados por Jeaninne Añez para cometer fechorías de diversa laya. Los resultados se vieron en poco tiempo: personal médico sin los mínimos equipamientos para atender a pacientes contagiados por el Covid; contratos millonarios con hoteles de lujo que nunca nadie supo cuál era el objetivo, si es que lo hubo; falta de personal médico en muchos hospitales y centros de salud, mientras paradójica y aviesamente se descalificaba a los cientos de médicos formados en la Escuela Latinoamericana de Medicina en Cuba y Venezuela; y un largo etcétera que no vale la pena rememorar.

(más…)

La pandemia del Covid 19, ha puesto al descubierto las carencias que tiene el Sistema de Salud público en Bolivia debido a que subsiste tanto en los profesionales de la salud, como en la población en general, el paradigma biologisista que promueve una práctica médica individualista, curativa y hospitalaria, que limita la aplicación de la concepción médica preventiva.

A pesar de que en Bolivia se está trabajando por lograr una medicina preventiva, primaria, comunitaria e intercultural, a través del Programa SAFCI todavía hay aspectos que obstaculizan llegar a implementar un Sistema Único de Salud, con un enfoque integral y humanista.

(más…)

Existen comportamientos inexplicables de parte del actual gobierno fuera del alcance de toda comprensión, comportamientos que empezaron casi desde el inicio de la pandemia, en marzo del presente año.

En abril fueron lanzados a la luz pública los primeros respiradores mecánicos hechos en Bolivia con el nombre de proyecto “Mambu”, de la empresa Quantum Bolivia y en convenio con la Universidad Católica Boliviana. Estos primeros respiradores fueron ofertados a las autoridades gubernamentales, sin embargo, no fueron tomados en cuenta a pesar de que contaban con especificaciones técnicas de alta calidad. Es de conocimiento público que el gobierno optó por la opción de importar los “respiradores de la corrupción”, y además de involucrarse en esta escandalosa compra con sobreprecio, las autoridades gubernamentales vetaron a Mambu la posibilidad de distribuir su producción en el mercado nacional. A pesar de que varios establecimientos hospitalarios se encuentran en lista de espera para adquirir estos respiradores, que además tienen un costo accesible, se está negando a la población contagiada de Covid-19 la posibilidad de contar con ventilación asistida.

(más…)

El bloqueo de caminos que empieza a desmovilizarse puso en jaque no sólo al gobierno de facto, sino al conjunto de la institucionalidad que se afana en preservar las formas para no cambiar nada. Diversos informes apuntan que la movilización fue superior en cantidad de puntos de bloqueo como en el número de movilizados, a la que dio fin al gobierno neoliberal de Gonzalo Sánchez de Losada. La explicación de esa fortaleza espontánea va más allá de un pedido aparentemente caprichoso por fijar fecha para una elección incierta. Se encuentra en la desesperación de la gente, particularmente la más humilde, que ha visto como su economía se derrumba, su salud está a la deriva por la improvisación y la negligencia, la educación de sus hijos en el limbo, sus derechos pisoteados… suma de calamidades bajo un gobierno soberbio que lo único bien que hace es amenazar y perseguir al fantasma del MAS.

(más…)

Las movilizaciones del pueblo boliviano se fortalecen cada hora que pasa. Los anuncios de cooperativistas mineros, de sectores urbano-vecinales de la ciudad de El Alto, de contingentes de jóvenes que no están dispuestos a sufrir agresiones pasivamente, entre otras muchas manifestaciones, dan cuenta de la voluntad ciudadana de resistir al gobierno golpista, exigiendo la renuncia de la presidenta autoproclamada y la realización de elecciones.

(más…)

Cada día se hace más evidente que el golpe de Estado del 10 de noviembre, es parte de la geopolítica norteamericana por recuperar su posición de dominio sobre América Latina. Recursos naturales estratégicos como el litio y las tierras raras, indispensables para continuar con la carrera hegemónica de los Estados Unidos, están situados en Bolivia. Esa fue la razón que produjo el golpe de Estado.

La derecha pro imperialista y el concurso de traidores al proceso de cambio permitieron que se produzca el mismo, en nombre de la democracia. Hoy, la democracia sigue siendo usada como bandera que encubre los intereses norteamericanos sobre nuestros recursos naturales. La derecha encaramada en el gobierno, vuelve a usar un acto democrático liberal como las elecciones generales, para confrontar a la los ciudadanos bolivianos entre si, pretendiendo provocar una lucha fratricida, una lucha entre hermanos, para conseguir sus objetivos de dominación.

(más…)

Hipócrates fue un famoso medico griego que nació casi quinientos años antes de Cristo. Observador acucioso del organismo humano, es el más célebre de los médicos del mundo; no sólo por sus conocimientos en una época de escaso desarrollo de la ciencia médica, sino por su amor al prójimo procurando evitarle sufrimientos y por su respeto a la vida humana. Inspirado en ese ejemplo, en 1948 se redactó el juramento apodado “hipocrático” en una convención realizada en Ginebra, Suiza; una suerte de compromiso que es prestado por los profesionales que se gradúan en esa rama. Es cuando solemnemente repiten el texto siguiente: “En el momento de ser admitido entre los miembros de la profesión médica, me comprometo solemnemente a consagrar mi vida al servicio de la humanidad. … Tendré absoluto respeto por la vida humana”.

En las postrimerías del gobierno de Evo Morales, el pueblo boliviano fue víctima de una de las más criminales y largas huelgas que se recuerdan en la historia moderna: a título de mejores condiciones de trabajo y otras demandas, los médicos negaron el servicio a miles de pacientes, olvidando el juramento realizado. Una millonaria campaña adornaba las vitrinas de negocios elegantes, autos último modelo y centros privados de salud, con la consigna “Yo apoyo a mi médico”. El pretexto encubría su férrea oposición a que el país contara con un Sistema Único de Salud (SUS) que pretendía aminorar las abismales diferencias en la calidad de los servicios de salud, hasta ahora basados en una estructura de seguros gremiales absurdo. Tan pronto fue derrocado Evo, desaparecieron como por ensalmo todas las preocupaciones y reclamos de los galenos, que retornaron mansos y tranquilos a sus fuentes de trabajo. Ya habían cumplido su parte en el complot made in USA para sacar del poder al irreverente indio que afirmaba que la salud es un derecho humano y no una mercancía.

(más…)