El 21 de agosto de 1971 se consumaba un golpe militar fraguado y financiado por el imperialismo yanqui a través de su embajada en Bolivia, pertrechado por los militares gorilas de Brasil y Argentina y ejecutado por un puñado de militares que mal usaron su institución en beneficio de intereses extranjeros y por fascistas del MNR y FSB que no dudaron en disparar al pueblo

Leer mas...