Un debate que debiera ser ficticio empieza a ser posesionado por los grandes medios de comunicación, cuya orientación común es ya de sobra conocida. Los siempre atractivos términos de “reconciliación”, “acuerdo nacional”, “pacificación” y otros por el estilo, han salido a relucir en declaraciones de no pocos políticos pasados de moda y variados titulares de prensa. Aparentemente inofensivos, en realidad, son argumentos edulcorados contra la necesidad de poner fin a la impunidad y castigar de manera ejemplar a quienes han incurrido en delitos, actos de corrupción y crímenes de lesa humanidad.

(más…)